Vinculan a Strauss-Kahn con escándalo financiero

Crédito de imágenes: Washington Times
strauss1

Luego de revelarse los escándalos sexuales, Dominique Strauss-Kahn (DSK) espera ser juzgado por sus escándalos prostibularios, pero ahora está vinculado con escándalos financieros. 

Durante una larga década, Strauss-Kahn fue el socialista más popular e influyente de Francia, aspirante a la jefatura del Estado, antes de que Nicolas Sarkozy le permitiese convertirse en director general del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El dirigente se vio forzado a dimitir de su cargo en el FMI luego de verse envuelto en un primer escándalo sexual, tras intentar «forzar» a una señorita de la limpieza en un hotel neoyorquino. Luego de otorgarle una indemnización a la señorita de la limpieza, Strauss-Kahn espera el proceso de sus escándalos prostibularios en un hotel de Lille, en el norte de Francia.

Mientras ese escándalo prostibulario sigue su incierta suerte procesal, Strauss-Kahn está ya envuelto en un escándalo financiero, con suicidio de su primer asociado.

El otoño pasado, el directivo se asoció a un hombre de negocios judío, Thierry Leyne, para crear un fondo de inversión, LSK & Partners, con sede social en Luxemburgo, por razones fiscales y de otra naturaleza.

Apenas seis meses más tarde, Thierry Leyne se suicidó hace días en Tel Aviv, tirándose al vacío desde la terraza de un hotel de lujo. Poco antes o poco después del suicidio de su asociado, LSK & Partners está al borde de la bancarrota y ha pedido la intervención administrativa de la justicia luxemburguesa, para intentar evitar la bancarrota fraudulenta.

En París, Strauss dice estar «preocupado». Su antigua esposa, Anne Sinclair, ha rehecho su vida con un historiador famoso, Pierre Nora, y no está dispuesta a seguir pagando facturas del hombre con quién soñó instalarse en el Palacio del Elíseo.

Te interesaría

Señal en Vivo

Lo más leído