Venezuela y su afán de unirse al Consejo de Seguridad de la ONU

Crédito de imágenes: EFE
Venezuela

Venezuela apuesta nuevamente por ser miembro no-permanente del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas. El último intento por ocupar este puesto fue en 2006, cuando el presidente fallecido Hugo Chávez promovía esta candidatura y en su discurso exclamó la polémica frase “huele a azufre” hacia el expresidente estadounidense George Bush.

El próximo 24 de septiembre la Asamblea General de la ONU votará en secreto para la conformación del Consejo de Seguridad que se realizará en octubre y contará con cinco nuevos miembros no permanentes. Venezuela debería lograr una mayoría de dos tercios en el seno de las 193 naciones miembros.

Para el internacionalista, Felix Arellano, este es “un simple proceso administrativo, todos los países pasan por ahí”. Recordó que Venezuela ha sido ya cuatro veces miembro no-permanente de este Consejo en los periodos: 1962-1963 / 1977-1978 / 1986-1987 y 1992 -1993.

Maduro “politiza” y “exagera” postulación

Así lo afirmó Arellano, quien señaló que el gobierno venezolano busca cumplir con la aspiración de Chávez desde 2006. Consideró que lo “grave” de este propósito es que el país no cuenta con los requisitos para un consejo que promueve la paz argumentando la falta de resolución de conflictos políticos internos agudizados desde principios de año.

En contraparte, el profesor de Derecho Constitucional, Oscar Arnal, sostuvo que la incorporación de Venezuela a un organismo como este podría ocasionar que el Gobierno asuma “una serie de compromisos que podrían más bien ayudar a resolver la polarización en la Venezuela actual”.

Sobre la presunta vinculación entre la medida humanitaria del excomisario Iván Simonovis y la aspiración de este curul, para ambos especialistas esta acción judicial responde indirectamente. Sin embargo, Arellano apuntó: “no creo que el Gobierno esté dispuesto a cambiar totalmente su política de derechos humanos, para ello también tendría que liberar a los estudiantes y a Leopoldo (López)”.

Venezuela no hará ruido en la ONU

En caso de que la nación resulte elegido miembro, la posición no variaría sustancialmente comparado con Argentina, país que será sustituido en el cargo, según consideró Arnal, quien enfatizó que con el derecho a veto que tienen los países permanentes, “Venezuela no podrá alterar nada definitivo dentro del organismo internacional”.

Estados Unidos no se ha pronunciado sobre esta postulación de Venezuela, Arnal interpretó este silencio por parte de ese país: “si Obama se opone se estaría arriesgando a sufrir una derrota innecesaria”. Agregó que con esta acción, el país norteamericano “no le haría el juego al gobierno de Maduro que quiere lucir ante los venezolanos y países del mundo como radicalmente anti-imperialista”.

Claves

– El consejo de seguridad de la ONU se compone de 15 miembros, cinco son permanentes con poder de veto (China, Francia, Rusia, Reimo Unido y EEUU).

– Los otros 10 miembros no permanentes cuya rotación es anual. Por Latinoamérica actualmente están Chile (2014-2015) y Argentina (2013-2014), país que podría sustituir Venezuela.

– Venezuela no tendría poder de veto, por lo que no podría modificar las resoluciones que tomen los 15 miembros del Consejo.

– Si Venezuela gana un asiento en el Consejo, es muy probable que la hija del presidente fallecido,María Gabriela Chávez,  asista a las reuniones tras ser nombrada embajadora alterna de Venezuela ante la ONU.

Te interesaría

Señal en Vivo

Lo más leído