Un Zoológico es mucho más que un parque con jaulas

Zoológico

Por Diego Díaz Martín / @DDiazMartin

Imagen: Cóndor de los Andes en Zoológico de Bararida (Foto D.Diaz Martin)

Lejos de una situación ideal, algunos zoológicos en Venezuela se han mantenido como parques con jaulas, dejando de lado las condiciones mínimas necesarias para el mantenimiento de las especies y olvidando sus propósitos fundamentales de educación ambiental y conservación de la fauna silvestre.

En Venezuela existen más de una docena de Zoológicos, cuya mayoría confrontan serias dificultades en su administración y manejo. Entre sus principales problemas figuran la alta rotación de personal, directores sin experiencia o sin un perfil adecuado, desconocimiento del funcionamiento integral de estos centros, inapropiado diseño de las exhibiciones, falta de capacitación y actualización de sus funcionarios, y programas educativos poco adecuados a sus públicos. A lo anterior debemos agregar los presupuestos deficitarios que limitan su gestión a una administración basada en la supervivencia.

En opinión de la Bióloga Esmeralda Mujica, Presidenta de la Asociación Venezolana de Parques Zoológicos y Acuarios, la mayoría de las instalaciones nacionales están por debajo de los estándares internacionales, particularmente por la falta de estabilidad organizacional, por limitado su papel en la investigación y su poca proyección hacia los programas de conservación regional ex situ.

No importa el tamaño de la colección o si la infraestructura es moderna, pero sí el equipo humano interdisciplinario que garantice el desarrollo de sus principales actividades, enfocadas en importancia tanto a los animales que allí se encuentran como a la debida atención de sus visitantes. También es importante contar con los materiales y equipos para manejar los animales, pues sin el equipamiento básico se pueden cometer accidentes irreversibles, lo cual debe ser manejado con el debido acompañamiento de expertos.

Afortunadamente no todo son malas noticias. En mi opinión personal al menos dos son los zoológicos que se salvan del caos descrito en las líneas anteriores: el Parque Zoológico Ambiental Gustavo Rivera en Punta Cardón y el parque Zoológico y Botánico Bararida en Barquisimeto. El primero lleva más de 29 años el programa de Educación “Mi Pequeño Planeta” con un enfoque hacia la sustentabilidad y conservación de la fauna local y nacional, con la activa participación de las comunidades locales. El segundo ha logrado reproducir con gran éxito diversas especies amenazadas y en peligro de extinción.

En Venezuela contamos con un excelente capital humano e infraestructura técnica para lograr más y mejores zoológicos. También contamos con universidades que pueden apoyar la capacitación y la investigación por ser excelentes laboratorios. Sin embargo, creo oportuno aclarar que un parque con jaulas no es necesariamente un zoológico, por lo que hay que seguir muy de cerca lo que estipula la Resolución Nº 137 del Reglamento de Ley de Protección a la Fauna Silvestre.

Los zoológicos bien manejados constituyen aulas abiertas para la formación y la investigación, y forman parte importante en los programas educativos y de conservación en cualquier país. Apoyarlos debe ser nuestra misión, así como asignarles el debido presupuesto, con personal calificado y comprometido, animales bien mantenidos, y estructuras bien diseñadas y manejadas.
El acompañamiento técnico de instancias como la Fundación de Parques Zoológicos y Acuarios (FUNPZA) del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente y de la Asociación Venezolana de Zoológicos y Acuarios, es vital para lograr programas e instalaciones de excelencia.
Los zoológicos son más que parques con jaulas. Los ciudadanos estamos llamados a velar porque sus nobles propósitos se cumplan.

 

 

 

Te interesaría

Lo más leído

Indicadores

SimadiBs.199,84
SicadBs.13,50
CencoexBs.6,30
EuroBs.7,46
Bono Soberano$93.292016
Bono Pdvsa$77.142016
Texas$40,89
Brent$44,18
Venezuela$34,46
Opep$38,45

Globovisión Radio