Retos Ambientales de 2015

Crédito de imágenes: Corbis Images
amgiente1109

El comienzo del año es propicio para construir una lista de propósitos ambientales, no sólo para Venezuela, sino para todo el mundo.

Si bien esta lista no pretende ser exhaustiva, al menos provee un inventario básico de pendientes que deben ser atendidos por cualquier gobierno que respete y proteja el ambiente y los recursos naturales en general.

El primero de tales propósitos es (y debe ser) fortalecer la gobernanza ambiental. Para ello es necesario no sólo crear y/o actualizar las normas, leyes y demás instrumentos jurídicos, sino hacer cumplir los ya existentes.

Asimismo, es vital reforzar la institucionalidad ambiental, recuperando al Ministerio del Ambiente subordinado a la cartera de vivienda y hábitat, y potenciar la gestión pública con mayor inversión, más transparencia y más coordinación con otros sectores del país.

El segundo reto para 2015 es gestionar eficientemente el problema de la basura. Ya basta que los residuos y desechos sean simplemente considerados como desperdicios. Es vital disminuir la generación, impulsar la reutilización, potenciar el reciclaje, mejorar la recolección y fortalecer la disposición final, erradicando los botaderos y vertederos a cielo abierto.

El tercer propósito en materia ambiental para el año nuevo es mejorar el acceso al agua potable. La meta del milenio se cumplió, sin embargo no es suficiente. Necesitamos servicios eficientes de agua potable, no sólo en cantidad sino también en calidad, donde garanticemos salud y bienestar en la ciudadanía, y hagamos justicia en el cumplimiento de este derecho humano fundamental muchas veces vulnerado. A ello debemos agregar el tratamiento de las aguas servidas, que no supera la cuarta parte del total en Venezuela, y es vital para evitar la contaminación de los suelos y de los cuerpos de agua en general.

Otro reto ambiental para 2015 es fortalecer el manejo de las áreas protegidas y respetar su integridad. Los parques nacionales, por ejemplo, no sólo requieren una mejor gestión, sino un ente rector fortalecido que vele por su conservación y manejo en forma transparente, defendiendo sus propósitos frente a otras instituciones del gobierno, y por supuesto, del resto de los actores de la sociedad.

La educación ambiental y la participación ciudadana también deben ser retos importantes en la gestión de 2015. Los contenidos ambientales deben ser conocidos y compartidos desde los primeros años de la escuela básica hasta la universidad. No tiene sentido educar a la población sin valores ambientales fundamentales que puedan aplicar no sólo a su vida personal, sino también a su desempeño profesional.

Otros retos incluyen la erradicación de ilícitos ambientales como la minería ilegal, el vertido de hidrocarburos, los ruidos molestos, la contaminación por plaguicidas y otros compuestos químicos, la disminución de emisiones de efecto invernadero generadoras del cambio climático, entre más de otros 100 temas que VITALIS presenta en su balance anual de la gestión ambiental, disponible en vitalis.net, la página web enfocada al bienestar ambiental de Venezuela, México, América Latina y el Orbe.

¡Feliz 2015 para todos! Que el nuevo año traiga buenas noticias para el sector ambiental.

Te interesaría

Señal en Vivo