Piden 40 años de cárcel para mujer que congeló a sus hijos

Crédito de imágenes: Archivo
esposada1209

La Fiscalía de Sevilla (sur de España) pidió hoy 40 años de cárcel para Sara L. H., acusada de matar y congelar a sus dos hijos recién nacidos, por lo que deberá responder por los delitos de asesinato con la agravante de parentesco.

Los cadáveres fueron encontrados por el marido de la acusada en noviembre de 2012 en su domicilio de Pilas (Sevilla) y los informes de las autopsias indicaron que los bebés muertos nacieron vivos tras un embarazo de unas 40 semanas y que respiraron antes de fallecer por asfixia.

La Fiscalía pide además una indemnización de 300.000 euros (más de 387.000 dólares) para su marido y de 30.000 euros (más de 30.000 dólares) para cada uno de sus dos hijos mayores, mientras que la acusación particular solicita la misma pena y la defensa la libre absolución de la mujer de 37 años.

El próximo lunes está previsto que las partes presenten sus informes ante el jurado, que después tendrá que deliberar para emitir un veredicto.

La petición de penas definitivas se produjo tras la tercera jornada del juicio, en la que declararon dos psiquiatras y una forense del Instituto de Medicina Legal de Sevilla, así como un forense y una psicóloga propuestos por la defensa.

Los psiquiatras forenses descartaron, con un cien por cien de certeza, que la acusada sufra una enfermedad mental y aseguraron que la mujer mantiene sus capacidades de conocer y querer y que “la acusada hizo lo que hizo sabiendo lo que hacía” y de forma “libre”.

Aunque una psicóloga de la defensa señaló que es posible que Sara sufra lagunas amnésicas y no recuerde el segundo de los embarazos de los bebés, tal como asegura la acusada, pero los psiquiatras rechazaron esta posibilidad.

Los especialistas tampoco creen que la mujer actuara presionada por su marido, al que la acusada reprochó que hiciera su vida entre el trabajo y el bar, y al cual dice haberle ocultado el embarazo que dice recordar por miedo a que la obligara a abortar, pues ella ya había interrumpido dos gestaciones de manera voluntaria en el pasado.

Otra forense del Instituto de Medicina Legal afirmó que tiene la “sensación” de que la acusada tuvo un tercer hijo que murió, cuyo proceso de “destrucción”, en alusión a su descomposición, motivó que congelara luego a los dos recién nacidos.

Ayer, dos forenses declararon que los recién nacidos localizados muertos en dos congeladores nacieron “sin duda alguna” vivos tras una gestación de nueve meses y sufrieron una muerte violenta, el primero ahogado, y el segundo “muy probablemente” por el mismo motivo.

Te interesaría

Señal en Vivo

Lo más leído