No hay remedio para la salud

medicamentos_1

“Ella hace una dieta estricta y sin embargo se le sube la tensión”, comentó Rosa Prieto sobre su madre de 73 años, quien sufre de alta presión sanguínea y mal de Parkinson. Viven en Maracaibo, estado Zulia. Prieto tiene más de un mes sin conseguir el fármaco que controla la hipertensión de su mamá.

Prieto afirma haber recorrido más de 60 farmacias en Maracaibo buscando Diovan, medicamento usualmente recetado para tratar la hipertensión. También visitó Coro, en el estado Falcón, tras unas cuantas cajas del remedio que usa su madre, pero la pesquisa resultó infructuosa.

El presidente de la Federación Farmacéutica de Venezuela (FFV), Freddy Ceballos, sabe que la historia de Rosa Prieto se repite en todo el país. “Medicinas para la diabetes, problemas cardiovasculares o para las enfermedades del sistema nervioso central no se consiguen”, sentencia.

Sin precedente

Desde la seccional del Colegio de Farmacéuticos del estado Aragua, aseguraron que la escasez de medicamentos se ubica en 70% en el territorio nacional. “En mis 40 años de carrera no había visto una escasez tan grande”, dijo Dulce Blanco de Figallo, presidenta del Colegio de Farmacéuticos aragüeño.

Detalla que buena parte de los medicamentos se fabrican en el país; sin embargo, las fallas en el suministro de la materia primera son los que han provocado una disminución de la oferta en el mercado. Los laboratorios locales están urgidos de los químicos del preparado de los médico, incluso hay fallas en la elaboración de los envases para las pastillas.

Para exportar los implementos necesarios, el sector se maneja en el mercado internacional. Aunque la deuda del gremio con los proveedores alcanza más de 400 millones de dólares, de acuerdo con el presidente de la Cámara de la Industria Farmacéutica (Cifar), Ángel Márquez.

“Guerra económica”

Por su parte, el ministro para la Salud, Francisco Armada, resaltó que hay una mezcla de “medias verdades con mentiras” sobre el tema de los medicamentos. Apuntó que la escasez de fármacos es un elemento más de la llamada “guerra económica”.

En efecto hemos tenido inconvenientes puntuales con un grupo de rubros, algunos aparecen y desaparecen. Pero ha habido manipulaciones que generan una gran angustia”, apuntó el ministro en una entrevista que transmitió Venezolana de Televisión el pasado miércoles 4 de junio.

Se agotó

Blanco de Figallo detalló de memoria la lista de lo que “no hay”. En el inventario se encuentran remedios pediátricos, vitaminas para las mujeres embarazadas, anticonceptivos, antibióticos, antirretrovirales, antiepilépticos, óvulos vaginales y  antiparasitarios.

La carencia de medicamentos también puede comprometer a varios miembros de una familia o tratamientos distintos para un solo individuo. Desde Barinas, Gladys Colmenares comentó que la búsqueda del Allegra pediátrico en jarabe para su sobrino ha involucrado a toda la familia. El pequeño de dos años y medio de edad tiene síndrome de Down. Colmenares buscó en más de 20 farmacias de la entidad y en otras tantas de Barquisimeto sin éxito. El pediatra decidió recetar otra medicina, “pero también es difícil conseguirla”.

Los Colmenares sí encontraron la nueva medicina del bebé tras un mes de cacería. Sin embargo: “Llegó la semana pasada y ya se agotó, conseguimos solo un tubo”,  lamenta Gladys Colmenares.

El presidente de la Cifar, Ángel Márquez, comentó el pasado 27 de mayo que el Gobierno nacional canceló alrededor de 18% de la deuda del sector farmacia. No obstante, Blanco de Figallo insiste que es insuficiente. “La única guerra económica está en la entrega de divisas para regularizar el mercado de los medicamentos”, dijo.

A raíz de la escasez de medicinas, una de las irregularidades que se ha desarrollado: La falsificación de medicamentos. En un próximo trabajo se abordará ese tema con profundidad.

Imagen: Referencial

Te interesaría

Lo más leído

Indicadores

SimadiBs.199,84
SicadBs.13,50
CencoexBs.6,30
EuroBs.7,46
Bono Soberano$93.292016
Bono Pdvsa$77.142016
Texas$40,89
Brent$44,18
Venezuela$34,46
Opep$38,45

Globovisión Radio