Negro como el asado

Asado-negro

Por Raúl Tortoza / @tortozal

Así veo el futuro. No hace falta ser brujo ni oráculo ni vidente para saber que nos depara el destino en esta nación tropical; de playas, arenas blancas, miss universos, el dedito moviendo el Whisky y las vestimentas de Osmel Sousa, quién por cierto pasó de ser un hacedor de mises o uno de risas. Sí, sé que me dirán pesimista; es mi realidad, porque para muchos es muy fácil decir “yo me quedo en Venezuela porque soy optimista”, cuando en sus abultadas cuentas bancarias, no peco de envidioso, los billetes con la cara de George Washington sustituyen a los pajaritos de nuestros devaluados de a cien…

Negro, porque deseo viajar y tengo que esperar hasta mayo del 2015 ya que el pasaje lo conseguí a 42 mil de los viejos y con la esperanza de llegar no tanto vivo, sino sanito y coleando hasta allá. Y es que ahora no se trata de un cupo de Cadivi, ahora es tener un pase directo a los centros asistenciales, a tener una gasa, un toque de alcohol, algún punto de sutura y la suerte de Dios de contar con un seguro que no te pida la clave antes que llegues a las puertas del cielo. Sólo espero que el carnicero del Mercado de Guaicaipuro no se moleste conmigo y me guarde, como todos los domingos, mi respectivo muchacho para llevarlo directamente a las pailas, no del infierno, de mi cocina.

Asado negro

Ingredientes:

  • Kilo y medio, a dos, de muchacho cuadrado
  • 2 cucharadas de aceite neutro
  • 2 de taza cebolla rallada gruesa
  • 6 dientes de ajo machacados
  • 1 taza de tomate rallado grueso, sin piel y sin semillas
  • 1/3 de taza de pimentón / ají dulce rallado unos 50 gramos
  • 1 cucharada de salsa inglesa
  • Orégano o Romero
  • 3 cucharaditas de sal
  • Sal y pimienta negra
  • 3 cucharadas de azúcar o papelón rallado
  • 4 tazas de agua

Como prepararlo:

Se limpia la carne y en un envase preparamos una mezcla con las 2 cucharadas de aceite, la cebolla, los ajos, el pimentón, la salsa inglesa, el romero u orégano, la sal y la pimienta. Lo agregamos a la carne, marinamos hasta el día siguiente. Recomiendo usar una de esas bolsas grande con cierre mágico y así mover la carne de vez en cuando.

Retiramos la carne; y mucho antes de incorporarla, colocamos en un caldero el azúcar o el papelón en el aceite y esperamos a que se torne oscuro. De inmediato la carne y luego las 4 tazas de agua. Se lleva a un hervor, se tapa y a fuego fuerte se cocina 10 minutos. Luego a fuego mediano y tapado se cocina por 2 ½ a 3 horas o hasta que esté blanda y bien cocida, agregándole si es necesario 1 a 2 tazas de agua y 1 a 2 cucharaditas de sal durante ese cocimiento, dependiendo de que la carne sea más o menos dura. Retiramos del fuego, se le elimina el exceso de grasa y se cuela la salsa por un colador. Se vuelven la salsa y la carne al caldero y se lleva a un hervor antes de servir. La salsa debe quedar espesa, si queda un poco aguada, se reduce un poco cocinándola unos minutos más.

Como siempre ¡buen provecho!

Te interesaría

Lo más leído

Indicadores

SimadiBs.199,84
SicadBs.13,50
CencoexBs.6,30
EuroBs.7,46
Bono Soberano$93.292016
Bono Pdvsa$77.142016
Texas$40,89
Brent$44,18
Venezuela$34,46
Opep$38,45

Globovisión Radio