Montes de Oca, el obispo fusilado por los nazis

Crédito de imágenes: Juan José Peralta//
MontesdeOcaJuanJoseperalta

Por Juan José Peralta

El pasado 14 de septiembre se cumplieron 70 años de la muerte del mártir obispo caroreño Salvador Montes de Oca, fusilado por los nazis en 1944 y sus restos arrojados a una fosa común, donde fueron recuperados en 1947 y enterrados bajo el presbiterio de la catedral de Valencia, capital carabobeña de la cual fue obispo entre 1927 y 1934.

El sacerdote y otros clérigos fueron sacados por soldados alemanes del monasterio cartujo di Farneta, en Maggiano, en la región de Toscana y fusilados por dar refugio a perseguidos políticos.

Hijo de Andrés Montes de Oca y Rosario Montes de Oca, Salvador nació en Carora, el 21 de octubre de 1895 y a los 32 años fue ordenado segundo obispo de Valencia.
Molestaba a la dictadura gomecista sus visitas a los estudiantes presos en el castillo Libertador en Puerto Cabello y cuando los liberaban los recogía en su automóvil, como Andrés Eloy Blanco, quien lo contó en la Asamblea Constituyente de 1947.

La policía política de Gómez agarró a Joaquín Mariño repartiendo panfletos contra el régimen. Informó su suicidio con los cordones de los zapatos y advirtió que la iglesia no rinde entierro cristiano a suicidas, pero Montes de Oca encabezó la marcha al cementerio y los hombres del cortejo se detenían y hacían el gesto de amarrarse los zapatos en protesta por la muerte.

Una dama denunció ante el obispo que su corrompido esposo la había “vendido” por un cargo y Montes de Oca publicó en su periódico la “Instrucción sobre el Matrimonio”.

En 1929 el gobernador de Carabobo pretendía a una dama valenciana y en advertencia Montes de Oca publicó una carta condenando el matrimonio con divorciados, censurando también a quienes tenían queridas y la llevó a Caracas al diario La Religión.

De regreso fue detenido en Los Teques y embarcado al exilio en Trinidad, historias que al año siguiente contó al cardenal José Humberto Quintero en Puerto España.

En 1931 Gómez levantó la medida y el obispo regresó a Valencia, pero renunció e ingresó en Italia a la Orden de los Cartujos, claustro donde fuera asesinado por los nazis. De la visita de su padre en Roma el 12 de julio de 1938 quedó el testimonio gráfico de monseñor Montes de Oca vistiendo el hábito de los sacramentinos.

Te interesaría

Lo más leído

Indicadores

SimadiBs.199,84
SicadBs.13,50
CencoexBs.6,30
EuroBs.7,46
Bono Soberano$93.292016
Bono Pdvsa$77.142016
Texas$40,89
Brent$44,18
Venezuela$34,46
Opep$38,45

Globovisión Radio