La venezolanidad viene envuelta en hoja de plátano

Crédito de imágenes: Revistauno.com //
hallaca1712

La hallaca es quizá el plato tradicional más elaborado y esperado de la gastronomía venezolana. Muchas son las teorías que rodean la mítica aparición del bollo de maíz relleno de una combinación de productos que hacen de ella la mezcla perfecta.

La teoría más conocida del corazón del plato navideño nacional es esa que cuenta que su creación proviene de la época de la colonización, cuando los indígenas recogían restos de comida de sus esclavizadores con los que armaban el exquisito plato.

Sin embargo, especialistas en gastronomía apuntan a otra dirección, tal es el caso del director académico del instituto La Casserole Du Chef, Oscar Milano, quien apuesta por la teoría de que la hallaca, por su parecido con el tamal mexicano, llega a Venezuela producto de los viajes de los colonizadores que hacían paradas en el país centroamericano y traían mexicanos que preparaban tamales.

El gastrónomo explicó a globovisión.com que a pesar de que en comparación con el plato azteca, la hallaca tiene un guiso mucho más elaborado, guardan mucha relación en sus ingredientes básicos como la harina de maíz y el envoltorio, agregándole con el pasar de los años elementos europeos como aceitunas, alcaparras y pasas.

“La hallaca tiene un origen humilde y su dinámica es especial ya que tradicionalmente su elaboración cuenta con el trabajo de todos los miembros de la familia”

El especialista explicó que los tamales están en casi todos los países de América, cada uno con su respectiva variación, sin embargo sigue pareciéndose más al tamal mexicano que a la hallaca; por lo que se puede concluir que la hallaca es un plato único en el mundo.

Tradiciones ausentes

Milano señala que la tradición del intercambio de hallacas entre familias se ha perdido, ya que años atrás se acostumbraba a hacer gran cantidad de este suculento plato para compartir con los vecinos y probar cada sazón. Explicó que la hallaca se convirtió en un plato navideño a consecuencia de su compleja preparación, en la que es necesario contar con “varias manos”, por lo que diciembre se convirtió en una fecha propicia ya que es la época perfecta para reunir a la familia y producir el elaborado pero delicioso plato navideño.

Variaciones

En cuanto a las variaciones de la hallaca de acuerdo a cada región, el especialista señala que cada ingrediente agregado es propio de la zona y cada una cuenta con su atractivo.

Este delicioso pastel o bollo venezolano, se realiza con ciertas variedades en cada zona del territorio nacional, Caracas, los Andes, el Llano, Oriente y occidente, Angostureña, y de la región zuliana.

Comentó que a la hallaca andina se le agregan garbanzos por su cercanía con Colombia, donde el tamal suele llevar granos.

En oriente se le colocan pescado, por ser zona donde el producto es accesible; en la región zuliana, se cambia la harina de maíz por una masa de plátano, lo que la convierte en una hallaca más oscura.

A pesar de su diferencias, cambio de ingredientes, debates sobre su origen, es indiscutible que la hallaca es la máxima expresión de la venezolanidad puesta sobre la mesa.


 

Este contenido tiene todos los derechos reservados por Globovisión.

Te interesaría

Señal en Vivo

Lo más leído