La canta criolla se renueva en Miranda

Crédito de imágenes: Iconos de Venezuela/Referencial
sistema-1

La Fundación Voz de Cantarrana es una organización sin fines de lucros que se ha dado a la tarea de rescatar la cultura venezolana a través de la música llanera y la canta criolla. Inculcan en niños y jóvenes el amor por las tradiciones venezolanas y de convertirlos en los próximos exponentes de nuestra música.

Luis Negrín, fundador de la Voz de Cantarana, explicó que la idea de la organización es difundir y fomentar la música criolla y a través de ello rescatar y conservar el patrimonio cultural del país. Señaló que la iniciativa surgió al evidenciar “con preocupación como otras culturas han apocado lo nuestro”.

Rafael García, encargado de seguridad de la Fundación, indicó que La Voz de Cantarrana es un gran colectivo cultural, que busca el rescate de los valores culturales que se han perdido. Manifestó que el trabajo lo realizan con el apoyo de toda la comunidad que habita en Mata Linda, urbanismo ubicado en los Valles del Tuy, en el estado Miranda.

El evento central, en que los jóvenes demuestran lo aprendido a través de las diferentes clases es un festival de canto que realizan una vez al año. Los pequeños interpretes se muestran felices por poder participar y su padres orgullosos.

Marlyn Graterol, madre de una de las interpretes, dijo que no solo aprenden a valorar las expresiones culturales venezolanas, sino que también aprenden valores importantes. “Uno de los valores más importantes que les enseñamos es la humildad, a mantener su esencia de niños”.

Por su parte, Jennifer Romero, también madre de una de las cantantes, enfatizó que gracias a la fundación ha tenido la satisfacción de ver a sus hijos interpretar música venezolana, “es algo que nunca pensé que vería” dijo.

Los pequeños protagonistas de esta iniciativa dieron su punto de vista. Wisalbel Romero expresó su gusto por la música criolla, señalando El Pasaje como su género favorito por ser de música suave.

Entre tanto, Luisany  Negrín, interprete, contó que inicio cantando otro tipo de música. Sin embargo gracias a la fundación conoció la canta criolla y hoy en día sueña ser como Rumyy Olivo o Elisa Guerrero. Señaló que “con esfuerzo y disciplina todo se puede”.

La Fundación Voz de Cantarrana se ha dedicado a rescatar la cultura venezolana expresada a través de la canta criolla. La defensa y el rescate de las tradiciones es su norte y por ello son noticia.

Redactor: MAAG


Este contenido tiene todo los derechos reservados por Globovision

Te interesaría

Señal en Vivo

Lo más leído