Inteligencia emocional 2

emociones-basicas-620x350

Por: Zoraida Grimán

Durante años y en todas las épocas la medicina y la psicología han tratado de dar diversas explicaciones para entender la forma en que funcionan la razón, el sentir y poder llegar al  origen de las emociones, así como sus efectos en el físico y mental, no sin dejar afuera la  filosofía que se ha ocupado del alma.

Todos éstos estudios nos indican que debemos dar un nuevo sentido a las emociones sumando a ellas la inteligencia, no estrictamente en su concepto tradicional, ésta debe abarcar más ámbitos que la capacidad de abstracción, la lógica o razonamiento, se deberá incluir la creatividad, entusiasmo, destrezas, y actitudes del ser, hoy no existe un “carácter” o “personalidad” que no se pueda modelar, solo se necesita el deseo de hacerlo, solo o con  ayuda y/o guía.

La inteligencia emocional nos brinda la oportunidad de conocernos o reconocernos o descubrir nuestras debilidades y fortalezas, ampliando nuestra la sensibilidad ante otros y de esta forma estaríamos sustituyendo el tradicional concepto de la inteligencia y abarcaríamos las expresiones verbales y físicas como medio de evaluación de sus resultados en el físico y su influencia en el entorno.

Reconocer nuestras propias emociones, dar nombre y hacer una detallada apreciación de ellas es uno de los objetivos de la inteligencia emocional. Cuando sabes cómo te sientes y porque te sientes de una forma determinada, estarás en capacidad de ordenarlas, y moderarlas de forma consciente, luego de practicar éste reconocimiento en diversos procesos emocionales y en diferentes situaciones, comenzará a formar parte de tu hacer diario, la estarás asimilando como un proceso natural y al estar incluida como tal, modelarás tu personalidad.

Saber manejar nuestras propias emociones, no se pueden evitar, tampoco anular definitivamente las reacciones porque estas forman parte de nuestra información genética, tampoco eliminarlas totalmente porque son mecanismos de supervivencia tales como el miedo, la ira o la tristeza, pero si administrarlas, es decir, existe un comportamiento social en el cual no podemos expresar la intensidad de la emoción, pero si puedes crear una herramienta para su posterior manejo en espacios seguro y de intimidad contigo mismo.

Utilizar tu máxima fortaleza o potencial, estos se desarrollan con la observación constante, perseverancia en el uso de las herramientas para modelar, el disfrute del aprendizaje y confiar en que si puedes siempre superar y avanzar.

Saber ponerse en el lugar de los demás, es una de las beneficios del conocimiento y manejo de nuestras emociones, desarrollas empatía, comprensión, escucha, predisposición de admitir la emoción como humana para ti y tu o tus interlocutor (es), la observación corporal, no verbal es otro elemento importante en la observación, estarás en la capacidad de entender pensamientos, reacciones y posiciones que no hayan sido expresadas a través de las palabras…”Entenderás a los otros porque sabrás a que sabe, porque ya la has vivido”; de aquí la Compasión, sentimiento de amor Universal.

Terapeuta Integral Zoraida Grimán.

Twitter @zoraidagriman

Te interesaría

Lo más leído

Indicadores

SimadiBs.199,84
SicadBs.13,50
CencoexBs.6,30
EuroBs.7,46
Bono Soberano$93.292016
Bono Pdvsa$77.142016
Texas$40,89
Brent$44,18
Venezuela$34,46
Opep$38,45

Globovisión Radio