Papa en Quito: “Evangelizar, esa es nuestra revolución”

Crédito de imágenes: EFE /
FranciscoQuito

El papa Francisco defendió hoy la necesidad de la Iglesia de evangelizar y exclamó: “Esa es nuestra revolución”, durante la misa multitudinaria que celebró en el parque del Bicentenario de Quito, una de sus etapas del viaje que está realizando por Latinoamérica.

“Eso es evangelizar, esa es nuestra revolución, porque nuestra fe siempre es revolucionaria, ese es nuestro más profundo y constante grito”, dijo Francisco ante cientos de miles de personas en la capital ecuatoriana.

Francisco intenta bajar la temperatura de un Ecuador caldeado por protestas antes de la misa campal que oficiará este martes en Quito y a la que asistirá el presidente Rafael Correa, centro de manifestaciones que exigen su salida del poder.

El papa abogó por el fin de las diferencias en la víspera del encuentro con los fieles en el parque Bicentenario, donde oficiará la última liturgia antes de emprender rumbo a Bolivia el miércoles.

“Voy a dar la bendición (…) para este gran y noble pueblo ecuatoriano; para que no haya diferencias (…), que no haya gente que se descarte. Que todos sean hermanos, que se incluyan a todos y no haya ninguno que esté fuera de esta gran nación”, dijo Francisco el lunes en la noche.

Una multitud de creyentes se congrega desde el lunes bajo la lluvia y el frío en el Bicentenario, donde están habilitados 420.000 metros cuadrados para la liturgia.

“Más de cien mil personas pernoctaron en el Bicentenario”, indicó Correa el martes a través de su cuenta en Twitter.

El presidente añadió que “en estos momentos, la afluencia de público es impresionante. ¡Todo listo para la misa de Francisco en Quito! Miles (de creyentes) también han venido de Colombia y Perú. ¡Bienvenidos!”.

El lunes el papa reunió a unos 800.000 fieles en Guayaquil (suroeste) bajo un sol implacable, y les envió un mensaje centrado en la familia, en los retos que enfrenta, y presentó a una Iglesia dispuesta a ayudar antes que a reprochar.

A su regreso a Quito, sostuvo un encuentro privado con Correa cuyos temas no han trascendido.

Correa “tiene que abrir su corazón”

El líder religioso había llamado el domingo a su anfitrión a fomentar “el diálogo y la participación sin exclusiones”.

“Eso es lo que necesitamos: que haya más diálogo, más entendimiento; que no haya confrontaciones. El papa se reunió con Correa, quien tiene que abrir su corazón para fomentar más comprensión, para que escuche la voz del pueblo”, manifestó a la AFP Francisco Estrada, de 45 años, al esperar la misa en el Bicentenario.

El pontífice de 78 años regresó a Sudamérica después de haber visitado Brasil en 2013, para cumplir una gira de ocho días que concluirá el domingo en Paraguay.

Desde el 8 de junio, Correa afronta protestas de alcaldes y sectores de clase media y alta que exigen su salida del poder por sus políticas de corte socialista.

El presidente ecuatoriano, que ha destacado su afinidad con el papa latinoamericano en su prédica contra la pobreza, se enfrascó en un duro pulso en las calles a raíz de su intención de elevar, para los ricos, los impuestos a las herencias y a la plusvalía.

El oficialismo también se ha movilizado para neutralizar una supuesta intentona golpista que denunció Correa, en el cargo desde 2007.

Las manifestaciones han dejado 15 policías heridos y 37 detenidos, de acuerdo con autoridades.

A pesar de que en los últimos cuatro días no se produjeron nuevas movilizaciones de la oposición, los fieles han hecho escuchar a Francisco el “¡Fuera Correa, fuera!”, convertido en grito de guerra en el último mes.

Este martes el mandatario, que ha llenado de elogios al papa por su encíclica verde en la que critica el consumismo y denuncia las amenazas capitalistas contra el medio ambiente, es esperado en la misa campal en Quito

Fuente: AFP / MG

Te interesaría

Señal en Vivo

Lo más leído