Fiscalía colombiana: Emboscada de Farc en el Cauca es un crimen de guerra

Crédito de imágenes: AFP
santos-farc-afp

El ataque de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) a militares en Colombia, que dejó 11 muertos, fue una “emboscada” violatoria del Derecho Internacional Humanitario y constituye “un crimen de guerra”, aseguró este jueves la Fiscalía, aunque llamó a “persistir en los esfuerzos de paz” con esa guerrilla.

El fiscal general Eduardo Montealegre condenó en una declaración pública el ataque de las Farc contra una brigada móvil de control territorial la medianoche del martes en La Esperanza, departamento del Cauca (oeste), con fuerte presencia de ese grupo insurgente.

“Se trató de una emboscada a altas horas de la noche cuando los miembros del Ejército Nacional se encontraban descansando”, dijo Montealegre, tras puntualizar que, fuera de combate, los militares gozan del estatus de persona protegida y “cualquier atentado contra su integridad se considera una infracción al Derecho Internacional Humanitario”.

Además, el fiscal señaló que los guerrilleros usaron artefactos explosivos no convencionales, lo cual “constituye un crimen de guerra”.

“Un ataque donde se causan daños y sufrimientos innecesarios está prohibido por el Derecho Internacional Humanitario, por lo que las Farc también deberán responder por la forma en la que realizaron esta emboscada contra la fuerza pública”, apuntó.

El Instituto de Medicina Legal, que ya entregó los cuerpos a los familiares, confirmó este jueves que el ataque se produjo con artefactos explosivos, combinados con armas de alta velocidad desde diferentes ángulos y en un caso con arma corta, “características que pueden corresponder a la situación de emboscada”.

“En ninguno de los casos hemos hallado elementos de prueba que nos indiquen que pudieron responder al ataque”, dijo a periodistas Carlos Valdés, director del organismo.

A pesar de la “gravedad” de lo sucedido, la Fiscalía llamó a continuar los diálogos de paz entre las Farc y el gobierno, realizados desde noviembre de 2012 para poner fin a más de cinco décadas de conflicto armado.

“La guerrilla de las FARC y el gobierno nacional deben persistir en sus esfuerzos por alcanzar la paz y como tal deben mantener las negociaciones”, dijo Montealegre.

El ataque, que provocó el miércoles la reanudación de los bombardeos contra las FARC, suspendidos hacía poco más de un mes por el presidente Juan Manuel Santos para acelerar el proceso de paz, fue el más mortífero desde que se iniciaron las negociaciones.

Fuente: AFP

Te interesaría

Señal en Vivo

Lo más leído