En materia laboral ambiental, del dicho al hecho hay mucho trecho

ambiente

Por Diego Díaz Martín / @DDiazMartin

Por diversos medios ha circulado información de la crítica situación que están viviendo los empleados del Ministerio del Ambiente a quienes, supuestamente, les están arrebatando algunos de sus derechos laborales.

Lo cierto es que del dicho al hecho hay mucho trecho, una forma coloquial de decir que negar los derechos laborales a los técnicos del extinto MinAmb, contradice los discursos de justicia e igualdad de la actual administración oficial.

Después de la fusión ministerial con Vivienda y Hábitat, los trabajadores de la máxima autoridad ambiental del país incrementaron sus penurias. Pese a que el Gobierno revirtió la fusión ministerial tras la presión ciudadana, creando el Ministerio de Ecosocialismo y Aguas, la transición trajo consigo la aparente reducción de 40-60% del sueldo a los trabajadores, la desaparición de las primas de antigüedad y hasta las vacaciones como si “partieran de cero”, violando lo establecido en las leyes venezolanas en materia laboral.

Como si esto fuera poco, la nueva administración ministerial parece que quitó las primas de profesionalización y hasta las becas de los hijos de los trabajadores.

La situación es grave, no sólo porque incumple con lo establecido en las leyes del Estatuto de la Función Pública, Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo, Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos y Ley Orgánica del Trabajo. También es delicada porque debilita aún más la frágil situación ambiental del país, cuyos principales problemas continúan agravándose, comprometiéndose la sustentabilidad de la nación, al no contar con una autoridad debidamente capacitada, motivada, comprometida y autónoma, que pueda llevar a cabo sus funciones a cabalidad.

En un gobierno donde tanto se habla de valores sociales y justicia, el trato que están recibiendo los trabajadores del Ministerio de Ecosocialismo y Aguas contradice al propio expresidente Chávez y su pronunciamiento de justicia social para el pueblo trabajador cuando promulgó la nueva Ley Orgánica del Trabajo de los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT) en 2012.

Con esta actitud gubernamental de negar las compensaciones laborales perdemos todos, pues los trabajadores merecen sus beneficios en concordancia con sus responsabilidades, y Venezuela necesita un Ministerio del Ambiente sólido, tecnificado, con la debida autonomía para ejercer la máxima autoridad ambiental del país.

Te interesaría

Lo más leído

Indicadores

SimadiBs.199,84
SicadBs.13,50
CencoexBs.6,30
EuroBs.7,46
Bono Soberano$93.292016
Bono Pdvsa$77.142016
Texas$40,89
Brent$44,18
Venezuela$34,46
Opep$38,45

Globovisión Radio