El rublo recobra fuerza

Crédito de imágenes: Corbis Images//
rublo2703

Tras estar al borde del naufragio a principios de año, el rublo vuelve a recobrar fuerza para gran alivio de las autoridades de Moscú que esperan haya pasado lo peor de la crisis económica.

Pocos analistas apostaban por una rápida recuperación de la divisa rusa, al cabo de un año marcado por la crisis ucraniana –sinónima de sanciones internacionales y aislamiento– y por la vertiginosa caída de los precios del petróleo, principal fuente de ingresos, con el gas, para el Estado.

Sobre todo, en momentos en que los efectos de la crisis monetaria se propagan a la economía real, en recesión desde enero, según los economistas.

Una vez pasadas las negras jornadas de mediados de diciembre, la caída del rublo prosiguió en enero. Pero luego la tendencia se invirtió: tras haber perdido cerca de la mitad de su valor en un año frente al dólar, el rublo se recuperó un 20%. Y frente al euro, muy debilitado en los últimos meses, ganó incluso un 25%.

Con 57 rublos por dólar y 62 rublos por euro este viernes, la moneda rusa está bien lejos de esos récords de diciembre (80 rublos por dólar y 100 por euro), una pesadilla para los rusos, que retiraron masivamente sus ahorros de las cuentas bancarias, para convertirlos en divisas o gastarlos.

El analista Timur Jairullin, del banco VTB24, confirma la existencia de una “firme dinámica”, alimentada por una serie de factores locales y externos. Alude en particular al período de pagos de impuestos para las empresas, que deben hacerlo al fisco en rublos.

Ley de amnistía

El experto considera también los efectos de la ley de amnistía prometida por el presidente Vladimir Putin para alentar la repatriación de activos escondidos en paraísos fiscales.

El proyecto de ley, ahora en el parlamento, “puede provocar el retorno de varios miles de millones de dólares” que habrá que convertir en moneda rusa, explica.

Neil Shearing, del gabinete londinense Capital Economics, cita también la reciente recuperación de las cotizaciones del crudo.

“Pero si no se produce una nueva alza de los precios del petróleo es difícil apostar por un fortalecimiento duradero del rublo: la economía está entrando en recesión, el sector bancario sigue frágil y las sanciones financiera siguen ahí” asegura este economista interrogado por la AFP.

Temporal o duradera, la tendencia a la recuperación del rublo es destacada casi a diario por las autoridades rusas. El ministro de Finanzas, Anton Siluanov, que había estimado que el “pico negativo” ya había pasado, se congratuló este viernes por un retorno general hacia los activos rusos.

Además de la moneda, los mercados de acciones y de la deuda rusos se recuperan. Los empréstitos del Estado ruso, anulados durante varios meses el año pasado, vuelven a tener fuerte demanda.

La inflación parece por su parte estabilizada tras haberse disparado hasta un 17% anual, lastrando los ingresos de las familias y el consumo.

“La situación de la economía sigue siendo complicada pero se observan señales significativas de estabilización”, destacó esta semana el ministro de Economía, Alexei Uliukayev. Según él, la baja del Producto Interior Bruto (PIB) del país se anuncia menos fuerte que la previsión oficial del 3% (contra un crecimiento de 0,6% en 2014), que hasta hace poco era considerada optimista por varios economistas.

Te interesaría

Señal en Vivo

Lo más leído