El espectro de la recesión se cierne sobre Rusia

El ministro de Finanzas ruso enarboló este martes el espectro de la recesión tras vaticinar que el crecimiento de la economía será nulo este año debido a los problemas “geopolíticos” vinculados a la crisis de Ucrania.

“Las condiciones en las que tendremos que trabajar en 2014 son las más difíciles desde la crisis de 2008-2009″, advirtió Anton Siluanov.

Rusia ya se vio afectada en ese periodo por la crisis económica y en 2009 registró una caída del PIB de casi el 8%.

Para 2014, “se calcula que el PIB crecerá en torno al 0,5%, pero quizá se acerque a cero”, estimó.

Antes que él, analistas y observadores ya habían enarbolado en varias ocasiones la amenaza de la recesión.

En un reciente informe, el Banco Mundial advirtió que la economía rusa puede caer en el rojo y contraerse un 1,8% este año si la crisis de Ucrania se agrava.

“El crecimiento se ha acabado. 2013 ha sido el último año. En 2014, habrá una recesión”, dijo a la AFP el analista Igor Nikolaev, director del instituto FBK.

“A partir del otoño de 2013, se había previsto una contracción del 1% (para 2014), pese que ni en la peor de las pesadillas se podía prever la anexión de Crimea”, explicó.

Estos últimos años, la economía de Rusia se ha desacelerado fuertemente. El crecimiento pasó del 4,3% en 2011 al 3,4% en 2012 y al 1,3% en 2013 y muchos expertos predicen que el modelo actual, basado en los altos precios de los hidrocarburos, se desinfla.

Pero el fenómeno se agravó en marzo debido a la confrontación con los países occidentales surgido a raíz de la anexión de Crimea y la adopción de las primeras sanciones.

La semana pasada, el gobierno ruso revisó a la baja su previsión de crecimiento para 2014 a una horquilla del 0,5% al 1,1%, contra el 2,5% previo, agregando que la situación podría empeorar en caso de que occidente recrudezca las sanciones.

Por el momento, las sanciones estadounidenses y europeas afectan sobre todo a personalidades rusas y ucranianas prorrusas. Pero occidente no para de agitar la amenaza de sanciones que afectarían a la economía.

El martes, el primer ministro Dimitri Medvedev, que reconoció que la situación económica no para de “deteriorarse”, acusó a “fuerzas externas” de ser en parte responsables de las dificultades actuales, en una referencia clara a los occidentales.

“Nuestras dificultades están (…) en cierta medida, ligadas a los intentos de algunas fuerzas de arrastrarnos a una crisis artificial”, dijo.

Crimea, potencial lastre

La semana pasada, el gobierno anunció que espera una fuga de capitales este año de 100.000 millones de dólares -frente a los 25.000 millones previos- tras acelerarse la salida por la crisis ucraniana y la amenaza de sanciones económicas a Moscú.

Según el banco central, estas fugas de capitales, mal endémico de la economía rusa, se han duplicado en el primer trimestre del año llegando a los 50.600 millones de dólares, mientras que las inversiones extranjeras se han dividido por tres.

Siluanov vinculó esta fuga de capitales a la situación “geopolítica” y ha pedido a Medvedev que tenga cuidado con la gestión del presupuesto, en particular en Crimea.

Rusia ha prometido invertir masivamente en la península y aumentar los salarios y las pensiones de los habitantes.

Pero según Siluanov, se han hecho muchos anuncios sin “analizar las necesidades reales de Crimea”.

“Decisiones así no son aceptables”, advirtió, usando un tono crítico poco habitual en un responsable ruso.

Para los analistas, Crimea podría convertirse en un lastre económico para Rusia.

“Aunque no haya una escalada del conflicto y que todo siga como ahora, la situación económica rusa se va a deteriorar”, previno Nikolaev.

Según él, los gastos con Crimea van a “afectar seriamente” a la economía rusa ya que no solo se trata de “enormes gastos imprevistos” sino que tampoco son las “más eficaces para estimular la economía”.

Te interesaría

Lo más leído

Indicadores

SimadiBs.199,84
SicadBs.13,50
CencoexBs.6,30
EuroBs.7,46
Bono Soberano$93.292016
Bono Pdvsa$77.142016
Texas$40,89
Brent$44,18
Venezuela$34,46
Opep$38,45

Globovisión Radio