Ejecutan a hombre acusado de tres asesinatos

Crédito de imágenes: noticias.yahoo.com
HGS

El estado de Virginia, en EE.UU, ejecutó este viernes al ciudadano salvadoreño Alfredo Prieto (49), acusado de tres asesinatos.

Sobre Prieto pesaban tres condenas de muerte por tres asesinatos cometidos entre 1988 y 1990. Sus últimas palabras fueron: “Me gustaría dar las gracias a todos mis abogados, a todos quienes me dan su apoyo y a los miembros de mi familia. Acabemos con esto”.

Para encontrar al último reo ejecutado en Virginia antes de Prieto, hay que remontarse al 16 de enero de 2013, cuando Robert Charles Gleason fue electrocutado en la silla eléctrica.

La inyección letal, método por el que murió Prieto a las 21.17 hora local (01.17 GMT del viernes), no se aplicaba en el estado desde el 18 de agosto de 2011.

La ejecución se atrasó algunos minutos porque los abogados de Prieto presentaron un recurso de última hora al Cuarto Circuito de Apelaciones de EE.UU., que les fue denegado.

Horas antes, tanto el Tribunal Supremo como una corte federal ya habían autorizado la ejecución de Prieto, al considerar que las drogas de la inyección letal que se le iban a administrar no producirían al reo un dolor innecesario.

La pena de muerte que recibió Prieto este viernes corresponde al doble asesinato, ocurrido en Virginia en 1988, de Rachael Raver y Warren Fulton, dos estudiantes de 22 años que desaparecieron una noche en Washington y cuyos cuerpos sin vida fueron hallados dos días después en una zona inhóspita de Virginia.

Según los investigadores, Prieto asesinó de un disparo en la nuca a Fulton y disparó a la joven Raver por la espalda mientras trataba de huir.

Después la violó mientras ella se desangraba.

Este caso pudo resolverse gracias a unas pruebas de ADN que vincularon con el crimen a Prieto, que ya estaba en el pabellón de los condenados a muerte de una cárcel de California por violar y matar en 1990 a Yvett Woodruff, una joven de 15 años.

En las ejecuciones en Virginia, el pentobarbital se utiliza para dejar inconscientes a los presos antes de administrarles una segunda sustancia que paraliza su cuerpo: el bromuro de rocuronio. Y una tercera que actúa directamente en el corazón: el cloruro de potasio.

Desde que el Tribunal Supremo de Estados Unidos reinstaurara la pena de muerte en 1976, el país en conjunto ha ejecutado a 1.415 personas y Virginia a 111, siendo este uno de los estados donde más sentencias de muerte se han practicado, según un informe del Centro de Información sobre la pena de muerte.

 

Fuente: EFE / VV

Te interesaría

Señal en Vivo

Lo más leído