Diseñar desde la experiencia

54-Diseñar-desde-la-experiencia-1

Por José Carvajal / @caracasapie

Nuestra realidad exige participación, implicación, compromiso. Entender que no estamos solos, que coexistimos. Exige tolerancia, pero entendida a través del cristal de la ética: no una tolerancia boba, sino activa, propositiva, política. Una tolerancia que no se conforma con aceptar nuestras diferencias, sino que propicia el diálogo para construir visiones compartidas. Una tolerancia que ambiciona transformar y que entiende la urgencia de sobrepasar el conflicto como estado social permanente.

Para eso se necesita convicción, compromiso. También creatividad, saber leer oportunidades. Crear conexiones, inteligencias colectivas. Se precisa innovar, que no siempre equivale a “descubrir el agua tibia”, sino a veces a saber administrarla. Eso requiere disciplina, estrategias, planes, proyectos que implican diseño. Un tipo de diseño que requiere diseñadores que se entiendan no siempre como “grandes inventores”, sino como estrategas sociales, propiciadores de diálogos. Creadores de posibilidades.

Hablo de militar en la implicación y el compromiso social de transformar de manera sustentable nuestra realidad, bajo criterios de inclusión y equidad. Eso se puede hacer desde una organización social, un consejo comunal, desde la investigación y acción académicas, desde instituciones públicas y laboratorios de responsabilidad social de empresas privadas y, ¿por qué no?, desde partidos políticos. El diseño no como producto sino un proceso. Co-diseño.

54-Diseñar-desde-la-experiencia-2

El diplomado arrancó con una caminata en los alrededores de Parque Central y San Agustín (Norte y Sur)

A propósito de lo dicho, el 1 de agosto culminó la cuarta edición del diplomado de Diseño e Innovación Social, plataforma de despegue y aterrizaje de ideas producto del esfuerzo conjunto de la Universidad Católica Andrés Bello y Prodiseño Escuela de Comunicación Visual y Diseño. Un espacio de diseño y debate.

¿Cómo enfrentar la violencia creando oportunidades de aprendizaje dentro del barrio? ¿Cómo activar un territorio para generar conectividad y regenerar tejido urbano? ¿Se pueden diseñar dispositivos que ayuden a hacer de las escuelas espacios de integración de capacidades diferentes a través del arte y la convivencia? ¿Cómo crear una visión atractiva del turismo, bajo criterios de respeto al entorno natural e interés por las tradiciones locales? ¿Podemos lograr una valoración distinta de “la basura” desde la participación en espacios públicos y escuelas? ¿Cómo romper nuestra amarga tradición de exclusión de personas con “discapacidad” en el espacio urbano? ¿Cómo promover el uso de la bicicleta en una ciudad que insiste en ampliar autopistas y sembrar elevados?

54-Diseñar-desde-la-experiencia-3

Durante una tormenta de ideas del taller, en el CIAP de la UCAB

En seis meses, ocho equipos (diseñadores industriales, gráficos, arquitectos, urbanistas, comunicadores, publicistas) produjeron respuestas a estas interrogantes. Uno trabajó en el barrio “La Pantalla”, Cumaná, diseñando experiencias para el aprendizaje, a través de libros vivos que propician el reconocimiento entre niños y padres, entre comunidad y escuela. Otro propuso tomar y activar un intersticio para comunicar las avenidas Rómulo Gallegos y Francisco de Miranda en esa suerte de “tierra de nadie” institucionalizada ubicada frente al parque del Este. Allí surgió una pared de escalar y una tirolina para atravesar hasta el parque (Movimiento La Toma).

Un equipo activó una propuesta de “Eduturismo”, a partir del caso de Chichiriviche de la costa, donde hay una intensa actividad de submarinistas e investigadores, y donde la escuela Rómulo Monasterios es una oportunidad para conectar ecología, turismo y tradiciones culturales. Otro diseñó un dispositivo retráctil, desmontable y reusable (Congorocho), teniendo como caso otra escuela (barrio Luis Hurtado), para integrar a niños con edades y capacidades diferentes a través de la expresión plástica libre. Otro propuso llamar la atención con un recorrido, dispositivos e intervenciones, para corregir desde el origen (en las 25 manzanas del casco histórico de Caracas), la exclusión de personas con discapacidad visual.

54-Diseñar-desde-la-experiencia-4

Durante la presentación final de proyectos en Prodiseño

Los desechos sólidos estuvieron presentes a través de dos proyectos, uno para activar las tres R (Reducción, Reutilización, Reciclaje) en Sabana Grande, entre otras cosas transformando las papeleras (siempre en movimiento) en objetos lúdicos; otro creando a través de la participación un laboratorio para el reciclaje en una escuela cercana a la planta de transferencia de Las Mayas. Por último, un proyecto para que los agentes que promueven el uso de la bicicleta se conviertan, a partir de tecnologías económicas existentes, en “biciagentes” para armar un observatorio en tiempo real con ventana digital que muestren indicadores de movilidad y calidad ambiental (congestión, infraestructura, emisiones de CO2, temperatura, ruido) a través de recolección de data sobre la marcha.

El disparador fue una caminata por Caracas. Luego, a través de un ejercicio de taller acompañado de una “caja de herramientas” teóricas, plantear problemas, familiarizarse con espacios, generar ideas y diseñar pensando con y para la gente de carne y hueso que habita y utiliza esos espacios. Un acercamiento a los problemas que necesitamos multiplicar.

54-Diseñar-desde-la-experiencia-5

El proyecto Biciagentes promueve el uso de la bicicleta desde la recolección de data urbana

Te interesaría

Lo más leído

Indicadores

SimadiBs.199,84
SicadBs.13,50
CencoexBs.6,30
EuroBs.7,46
Bono Soberano$93.292016
Bono Pdvsa$77.142016
Texas$40,89
Brent$44,18
Venezuela$34,46
Opep$38,45

Globovisión Radio