Cuaresma, tiempo de reflexión y reconciliación

Crédito de imágenes: Corbis
cuaresma

Por Juan José Peralta

Estamos en Cuaresma, tiempo litúrgico de conversión marcado por la iglesia como preparación a la gran fiesta de la Pascua. En este tiempo difícil que vivimos, enfrentados gracias a la siembra de odios y el cultivo de resentimientos y rencores, viendo como unos a otros los venezolanos hemos terminado tratándonos como enemigos, vale la pena entender a la Cuaresma también como tiempo de perdón y de fraterna reconciliación.

Esta Cuaresma es propicia para reflexionar y arrojar el odio, el rencor, la envidia, los celos de nuestros corazones, que se oponen a nuestro amor a Dios y a los hermanos.

La cuaresma comienza el miércoles de Ceniza y es tiempo de oración, penitencia y ayuno. La imposición de las cenizas nos recuerda que nuestra vida en la tierra es pasajera, efímera y las palabras usadas para la imposición de cenizas, son: “Recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás”, “Concédenos, Señor, el perdón y haznos pasar del pecado a la gracia y de la muerte a la vida”.

Antiguamente los judíos acostumbraban cubrirse de ceniza cuando hacían algún sacrificio y los ninivitas, los hombres de Nínive, quienes se arrepintieron y se volvieron a Dios, también usaban la ceniza como signo de su deseo de conversión de su mala vida.

La práctica de la Cuaresma data desde el siglo IV, cuando se da la tendencia a constituirla en tiempo de penitencia y de renovación para toda la iglesia, con la práctica del ayuno y de la abstinencia, luego de los desórdenes y excesos de las carnestolendas.

En el año 384 d.C., la Cuaresma adquirió un sentido penitencial y desde el siglo XI, la Iglesia de Roma pone las cenizas al iniciar 40 días de penitencia y conversión.

Las cenizas utilizadas se obtienen de quemar las palmas usadas el Domingo de Ramos del año anterior, que nos recuerda que lo que fue signo de gloria pronto se reduce a nada.

La Cuaresma comienza el miércoles de Ceniza y termina antes de la Misa de la Cena del Señor del Jueves Santo, más conocida como la última cena. A lo largo de este tiempo, sobre todo en la liturgia del domingo, después de Carnaval y sus exageraciones la iglesia pide un esfuerzo por recuperar el ritmo y estilo de verdaderos creyentes a vivir como hijos de Dios.

Te interesaría

Lo más leído

Indicadores

SimadiBs.199,84
SicadBs.13,50
CencoexBs.6,30
EuroBs.7,46
Bono Soberano$93.292016
Bono Pdvsa$77.142016
Texas$40,89
Brent$44,18
Venezuela$34,46
Opep$38,45

Globovisión Radio