Cableado subterráneo de Caracas debe ser sustituido

Crédito de imágenes: Prensa Corpoelec
cables

La distribución de la energía eléctrica en Caracas se realiza principalmente a través de cables subterráneos. Estos conductores, que atraviesan el suelo de cada sector agrupados por subestaciones, tienen una vigencia recomendada de entre 15 y 20 años de duración. En algunos puntos, ese lapso ya fue alcanzado y, en otros, más que superado.

Personal interno de Corpoelec, que solicitó reservar su identidad, reveló a Globovision.com que al menos cinco subestaciones de electricidad capitalinas se encuentran “en situación crítica”, por el deterioro sostenido de su cableado. De este total, cuatro pertenecen al sistema que trabaja con 69kV (que maneja mayor tensión) y una al de 30kV (que opera con menos carga pero mayor disposición).

Las subestaciones identificadas como más vulnerables del primer renglón se ubican entre el centro y el este de la ciudad. De acuerdo con la fuente, serían Pedrera, que opera a la altura de La Trinidad; Las Delicias, en Sabana Grande y La Florida; Boyacá, en la llamada Cota Mil y San Bernandino; y El Conde, que sirve a La Candelaria y Maripérez.

Por otra parte, la subestación Santa Rosa sería la más delicada de entre las que operan con 30kV. El especialista de Corpoelec alerta que desde esta unidad ubicada en la Avenida Libertador se extiende el circuito que surte a buena parte del centro de Caracas, lo que incluye a sedes de organismos gubernamentales como el Ministerio de Educación, el Palacio de Justicia y hasta el propio Ministerio de Energía Eléctrica.

Recientemente, uno de los cuatro transformadores de esta subunidad quedó sin operar, a causa de una falla. De los tres restantes, dos funcionan con normalidad, y el otro trabaja como auxiliar.

La omisión como avería

La antigüedad del sistema subterráneo, aunada a la falta de mantenimiento, es determinada por los especialistas como la principal causa del deterioro del cableado por el que se distribuye la ya de por sí limitada energía enviada por las plantas para Caracas.

Para Winston Cabas, director ejecutivo de la comisión eléctrica del Colegio de Ingenieros de Venezuela, “es importante llevar a cabo un plan de sustitución de todos los circuitos que alcanzaron los 20 años y de rutinas de mantenimiento de tipo predictivo y preventivo, antes de que ocurran las fallas”.

En el transcurso del último mes, por ejemplo, el personal que integra las cuadrillas de mantenimiento de Corpoelec ha debido sustituir 15Km de las casi seis millas de cable subterráneo que se extienden en Caracas, en respuesta a incidentes. Uno de ellos afectó en principios de octubre las zonas de Artigas y Catia, donde explotaron tres circuitos, de acuerdo con la fuente.

Cabas insite en que los usuarios finales de estas líneas y los propios trabajadores son los más afectados por el descuido del cableado y por la “necesaria pero postergada sustitución”.

El secretario general del Sindicato Único de la Clase Trabajadora del Sector Eléctrico Región Capital Caracas, Vargas y Miranda (Siutraelec), Elio Vicente Palacios, sostiene que en la ciudad la carga se ha ido incrementando por el aumento en la demanda durante los, al menos, veinte años de antigüedad del cableado. Esto, indica, no solo los coloca en riesgo de frecuentes sobretensiones sino que además deteriora los conductores: “normalmente están hechos de cobre o aluminio y, al subir la temperatura, se vuelven más malebles o podría ocurrir un cortocircuito”.

Palacios añade que las frecuentes lluvias en la capital tampoco han sido consideradas y que las aguas servidas que se cuelan a las tanquillas van afectado con el tiempo a los protectores o “chaquetas” de los cables.

Queda poco material

Aunque especialistas insisten en la necesidad de realizar los trabajos de sustitución y mantenimiento con prontitud, trabajadores señalan que en este momento no se cuenta con la cantidad de carretes de cable necesarios para atender la magnitud del problema.

Tampoco se vislumbra pronto el abastecimiento de carretes: Durante la protesta de trabajadores del sector eléctrico realizada el pasado julio en la sede de Corpoelec, empleados relataron que la elaboración de cada carrete dura al menos 8 meses y que, para entonces, no había sido realizada la orden de compra.

A continuación se muestra un mapa en el que se ilustran los sectores más vulnerables por el mal estado del cableado subterráneo de Caracas:

 

mapa zonas afectadas

 

Más sobre crisis eléctrica:

– En 4 meses aumentaron las fallas eléctricas en 185%

– Plantas de generación eléctrica en Caracas funcionan a 57% de su capacidad

– Caracas ya no está blindada ante fallas eléctricas

 


Este contenido tiene todos los derechos reservados por Globovisión.

 

Te interesaría

Lo más leído

Indicadores

SimadiBs.199,84
SicadBs.13,50
CencoexBs.6,30
EuroBs.7,46
Bono Soberano$93.292016
Bono Pdvsa$77.142016
Texas$40,89
Brent$44,18
Venezuela$34,46
Opep$38,45

Globovisión Radio