Noticias por: Zoraida Grimán

Si las personas sanan su niño, cada vez que reciben uno el parto o nacimiento se convertiría en un acto iniciático, además de sanador es un acto expectante del milagro de la vida. Y podría cambiar el “he venido al mundo a sufrir” por “he venido al mundo a vivir fácil, placentero y con amor”. Y lo más notorio seria la confianza, y el miedo sería sustituido por amor

Cada uno de nosotros tenemos cierta información genética, grabada en nuestra vida intrauterina, la forma de nacer, la adquirida de 0 a 7 años donde no tenemos capacidad de discernir y luego la adquirida de manera personal, la cual se va transformando en símbolos que aparecen ante diversas situaciones, salen automáticamente, están instalados en nuestra personalidad, porque con ellos crecimos y porque ciertamente es así para nosotros

Lo más leído

Indicadores

SimadiBs.199,84
SicadBs.13,50
CencoexBs.6,30
EuroBs.7,46
Bono Soberano$93.292016
Bono Pdvsa$77.142016
Texas$40,89
Brent$44,18
Venezuela$34,46
Opep$38,45

Globovisión Radio