Walesa, la esperanza de un pueblo: aprendiendo de la historia

Crédito de imágenes: Luis Bond
walesa-1

Por Luis Bond / @luisbond009

Robert Mckee, el famoso script-doctor norteamericano, decía en clases que una buena película es sinónimo de una experiencia de vida significativa. Esto muchas veces se traduce en un mensaje -positivo o negativo- con el que salimos de la sala de cine y que cambia de una manera u otra nuestra percepción de un determinado tema (después de ver La vida es bella o La lista de Schindler nuestra visión de la Segunda Guerra Mundial se ve sensibilizada sin lugar a dudas).

Muchas veces, el impacto que tiene una película está ligado a la lectura que le da la sociedad en la que se exhibe: no es lo mismo proyectar V de Vendetta en Corea del Norte que en Suiza. Teniendo esto en cuenta, es curioso todas las relaciones que pueden crearse entre Walesa la esperanza del pueblo y la situación país que enfrenta Venezuela en la actualidad. El film del mítico director de cine polaco Andrzej Wajda -a pesar de ser de corte histórico y desarrollarse en los años 70-, hace que cualquier espectador establezca puntos en común con la Polonia de esa época y nuestra realidad, dotando a la película de una doble lectura para cualquier venezolano.

walesa-2

De esta forma, Walesa la esperanza de un pueblo, se transforma en ese tipo de historias que son necesarias en estos momentos para abrir el entendimiento de muchos -sin por eso llegar a caer en lo panfletario- y que obligan al público a dejar de ser un mero espectador pasivo para transformarse en ciudadanos que reflexionan sobre su realidad a través del espejo cinematográfico.

Casi como lo indica su título, Walesa la esperanza de un pueblo narra la vida de Lech Walesa (Robert Wieckiewicz), el ganador del Premio Nobel de la Paz y figura política que jugó un papel clave dentro de la transición a la democracia dentro de Polonia. La película comienza con una entrevista hecha a Walesa por la famosa periodista y escritora Oriana Fallaci (Maria Rosaria Omaggio), quien desea desmontarlo y conocerlo a fondo. Así, a través de un diálogo que va desde lo hostil a lo amable -pero cargado de sinceridad-, vamos conociendo la vida de Walesa.

walesa-3

La historia abarca desde sus humildes comienzos como un electricista pobre, hasta su lenta transformación en héroe de la nación y símbolo de las clases trabajadoras. En paralelo, conocemos la crisis que atravesaba Polonia durante los años 70: un socialismo mal empleado que llevó a una suerte de estallido social gracias a las políticas ineficientes del Estado que trajeron como consecuencia el aumento de los precios de los productos básicos hasta 100%, desabastecimiento, cortes de luz y un sistema burocrático que terminaba por desfavorecer a las clases más necesitadas. Todo esto sumado a un pueblo descontento, pero que temía alzar su voz frente a un gobierno totalitario.

Un contexto político complicado y en el que Walesa, un hombre sin estudios universitarios, pero con un gran sentido de la democracia, comenzó a crear un escenario para el cambio. Movimiento que logró de forma pacífica, a través de mecanismos democráticos, sin derramar ni una gota de sangre y que se tradujo en un cambio radical en la política de ese lado del mundo.

Omitiendo su resonancia con el contexto político venezolano, Walesa la esperanza de un pueblo es una buena película dentro de la filmografía de Andrzej Wajda. Probablemente, no sea su mejor trabajo (cuando la comparamos con Ashes and Diamonds o The Promised Land), pero es un bio-pic político interesante y que está enmarcado dentro de la narrativa del autor polaco y su preocupación por retratar momentos claves de la historia de su país.

walesa-4

Entre sus principales aciertos se encuentra la actuación de Robert Wieckiewicz encarnando a Walesa, quien en pocos minutos se gana nuestra simpatía y, más allá de su parecido físico, logra a la perfección caracterizar las contradicciones y problemas en las que se veía sumergido el complejo personaje. Por otro lado, también hay que resaltar el papel de Agnieszka Grochowska en el papel de la esposa del líder político, la hermosa Danuta Walesa. Gracias a ella y su interacción con su esposo e hijos conocemos el lado humano de uno de los líderes políticos más particulares de la historia contemporánea. Un hombre sencillo, pero con un carácter muy fuerte, con un don innato para la política y las relaciones humanas, lo suficientemente inteligente para saber con quién rodearse y con una intuición que le permitió tomar decisiones complejas en momentos claves.

walesa-5

Por otro lado, la utilización de material de archivo y la música le imprimen un ritmo ágil a la edición, haciendo más llevadera su duración y cargándola de personalidad. La Dirección de fotografía nos sumerge en el look de los 70 y la Dirección de arte termina de hacernos ver la austeridad con que se vivía en la Polonia de esa época. Todo esto orquestado con un guión que va de lo histórico a lo íntimo del personaje y que desde el primer minuto hasta el último nos mantiene enganchados.

Por el engranaje entre las piezas que la conforman, Walesa la esperanza de un pueblo es sin lugar a dudas una buena película y una parada obligada para los venezolanos. Una experiencia significativa que esperemos que se traduzca en la reflexión del público frente a la política del país.

Lo mejor

La actuación de Robert Wieckiewicz y el retrato que se hace de Walesa como personaje. La hermosa Agnieszka Grochowska y toda su dinámica con su esposo e hijos. La música y la puesta en escena jugando con el material de archivo.

Lo malo

Si no conoces el contexto político de Polonia cuesta un poco ubicarse en ciertos hechos históricos dentro del film. Tal vez, plantea una visión un poco unilateral del conflicto gracias a contarse todo a través de los ojos de Walesa, pero no llega a caer en lo binario.

A continuación vea el trailer de Walesa la esperanza de un pueblo:

Te interesaría

Lo más leído

Indicadores

SimadiBs.199,84
SicadBs.13,50
CencoexBs.6,30
EuroBs.7,46
Bono Soberano$93.292016
Bono Pdvsa$77.142016
Texas$40,89
Brent$44,18
Venezuela$34,46
Opep$38,45

Globovisión Radio