Una “contradicción” marca el destino ambiental de Venezuela

Crédito de imágenes: Corbis
venezuela1

La noche del 2 de septiembre el presidente Nicolás Maduro anunció la fusión de distintos despachos de la administración estatal durante el “sacudón” a la estructura gubernamental. El Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, despacho con más de 30 años de existencia, pasó a formar parte del nuevo Ministerio de Vivienda, Hábitat y Ecosocialismo.

Ana Elisa Osorio, exministra para el Ambiente y dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), manifestó que la adhesión del mandatario al Plan de la Patria, en su objetivo número 5 (“contribuir con la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana”), no es compatible con la medida.

“Veo dificultad para ejercer la función reguladora sobre todo el Estado (si se maneja) desde un viceministerio (…) creo que estamos a tiempo de hacer de una rectificación. Un ministerio regulador no puede estar subsumido en un ministerio constructor”

La punta del iceberg

La ONG Vitalis identificó 65 problemas ambientales en el territorio nacional para 2013, situaciones diversas que van desde la gestión de desechos hasta la venta de especies en vías públicas del país.

Alejandro Luy, gerente general de la Fundación Tierra Viva, afirma que en Venezuela las contingencias ecológicas son distintas en “su magnitud, impacto y el número de personas que afecta”. Pero Luy ve en los cambios ministeriales “una fuerte amenaza” que se encuentra en el principio de la lista de hechos a lamentar.

“¿Qué va a pasar cuando el ministerio de Hábitat decida promover una construcción dentro de un Parque Nacional?, ¿quién lo va a parar?. Muchos ambientalistas vemos una fuerte amenaza esta fusión”

Más 22 mil toneladas de basura

Los venezolanos producen alrededor de 800 gramos de desechos diariamente, más de 22 mil toneladas en todo el país, señala Luy, que deben ser manejadas correctamente por autoridades municipales. Sin embargo, Antonio de Lisio, profesor de la Universidad Central de Venezuela, afirma que podrían ser más.

En el país existen 10 rellenos sanitarios “con todas lo de la ley”. Agrega Luy que los vertederos que no cumplen los requisitos permiten que la basura se descomponga, y al hacerlo, existe la posibilidad de contaminación de agua y suelo.

Convenios en mora

Venezuela ha suscrito distintos acuerdos destinados a proteger la capa de ozono y evitar la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera; sin embargo, para Di Lisio “se está haciendo muy poco” para evitar la producción de gases que contribuyen al cambio climático.

El académico puntualizó que solo Brasil supera a Venezuela en los países con mayor descarga total de CO2 en la región. Además, el Estado venezolano y Paraguay  y son los únicos en América Latina que no tienen un programa de sumideros de carbono para el mantenimiento de la cubierta boscosa.

Por el contrario, Di Lisio afirma que se ha perdido 50% del revestimiento vegetal al norte del Orinoco en los últimos 30 años, esa deforestación podría poner en peligro el suministro de agua y energía eléctrica de parte del país.

Invisible

Alexander Luzardo reitera que la medida de subordinación de la cartera ambiental retrocede al país más de 50 años. “El ministerio pasa a ser subordinado de los constructores y no tiene rango en el gabinete. Es una contradicción”, insiste, pues la autoridad que solía supervisar y manifestarse ante la construcción en áreas no permitidas, ahora es un apéndice de los “desarrollistas”.

El especialista teme que el carácter “transversal” del órgano se debilite ante la medida, la ONG Vitalis también lo ve así. “Nos preocupa que los controles se debiliten más de lo que ya están”, manifestó Diego Díaz Martín, presidente de la organización, al mismo tiempo hizo un llamado al presidente para que rectifique la medida.

“Es un retroceso institucional y están celebrando los que querían destruir al ambiente. Hay un gran descontento, es insólita (la medida) y debería ser ratificada. Además, de hacer una reingeniería a la institución”,  concluyó Luzardo.

Info-ambientallisto

Te interesaría

Señal en Vivo

Lo más leído