Perú decreta estado emergencia tras choques en proyecto minero

Crédito de imágenes: EFE
9010816765w

El Gobierno de Perú decretó este sábado estado de emergencia en la provincia sureña de Islay tras los enfrentamientos que dejaron este viernes un muerto y cinco heridos, en el marco de las protestas contra el proyecto minero Tía María.

El presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, informó que el Gobierno ha tomado la determinación de decretar el estado de emergencia en todos los distritos de Islay, por un plazo de 60 días, de conformidad con el régimen de excepción que establece la Constitución Política.

Con esta medida, la Policía nacional y las Fuerzas Armadas se encargarán del orden público en Islay y se suspenderán las libertades referidas a la inviolabilidad de domicilio, de la libertad de tránsito y de la libertad de reunión.

El primer ministro agregó que la democracia es un sistema que obliga a los ciudadanos a solucionar las diferencias dentro del marco de la Constitución y la ley, “pero cuando las circunstancias demuestran que un grupo no quiere acatar la Constitución, el Gobierno tiene los instrumentos legales para garantizar el mantenimiento del orden público”.

Se conoció que las protestas en Islay contra el proyecto minero han dejado un saldo de cuatro muertos y decenas de heridos por la oposición de grupos civiles y de agricultores al desarrollo de la mina por una probable contaminación ambiental.

Las protestas contra Tía María empezaron el pasado 23 de marzo y continúan con manifestaciones y bloqueos de carreteras a pesar de que la empresa Southern Copper, del Grupo México, decidió dejar en pausa el proyecto cuprífero para responder a los cuestionamientos de los agricultores de la zona.

El ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, detalló que alrededor de 400 manifestantes intentaron bloquear la carretera Panamericana Sur, a la altura del puente de Pampa Blanca, y que en el enfrentamiento con la Policía murió un hombre y resultaron heridos tres manifestantes y dos policías.

Pérez Guadalupe agregó que la víctima mortal no presenta heridas de proyectil, sino “una gran contusión a la altura del ojo izquierdo”.

La turba atacó después la comisaría de la localidad de Cocachacra con piedras y dinamita, indicó el ministro.

Cateriano remarcó que el Gobierno ha hecho todos los esfuerzos posibles para que esta problemática se solucione a través del diálogo y que desde un principio ha condenado la violencia como mecanismo para solucionar los problemas.

Fuente: EFE

Te interesaría

Señal en Vivo

Lo más leído