OEA destaca aporte de las Misiones de Observación Electoral a la democracia

Crédito de imágenes: Prensa OEA
oea

El Secretario General Adjunto de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Albert Ramdin, destacó el aporte de las Misiones de Observación Electoral (MOEs) de la institución hemisférica a la consolidación de la democracia en la región, al inaugurar el Primer encuentro de Jefes de MOEs de la Organización, que se celebra hoy en la sede del organismo multilateral en Washington, DC.

El Embajador Ramdin recordó que la OEA desplegó más de 224 misiones a lo largo de más de medio siglo, lo que convierten a la OEA en la organización regional con mayor experiencia en materia de observación electoral.

“Hemos aprendido que si es posible tener elecciones sin democracia, no es posible tener democracia sin elecciones abiertas, legítimas, periódicas y transparentes”, dijo, e indicó que “las elecciones son la piedra angular de la democracia representativa, y constituyen la única forma legítima de transferencia y el ejercicio del poder en los estados democráticos”.

El Embajador Ramdin agregó que las MOEs han ido perfeccionado su metodología de trabajo gracias a la experiencia adquirida, y han contribuido a mejorar los sistemas y las instituciones democráticas de los Países Miembros de la OEA, a través de las recomendaciones planteadas en los informes que realizan cada vez que culminan las misiones.

Esa tarea se ha cumplido a todos los niveles, recordó, por cuanto “la OEA ha observado todo tipo de elecciones: presidenciales y parlamentarias, municipales, referéndums e incluso elecciones de las autoridades judiciales”, dijo.

El alto funcionario de la OEA repasó en su discurso los distintos equipos de observación que la OEA desplegó a lo largo de su historia, de muy variados tamaños y competencias. “Ha habido desde misiones integradas por dos personas para acompaña un proceso electorales, hasta las que han desplegado 400 observadores, como sucedió en Nicaragua en 1990”, agregó.

Sobre su duración, dijo, hubo trabajos de corto y largo plazo. “Mientras las misiones de corto plazo están limitadas en su competencia, porque sólo pueden desplegar observadores pocos días antes y después de los comicios, las de largo plazo proporcionan la oportunidad de expandir y profundizar el compromiso en todas las fases del proceso electoral”, afirmó.

Asimismo, el Embajador Ramdin mencionó dos iniciativas programáticas publicadas por la OEA recientemente en aras de mejorar su asistencia a los procesos electorales.

La primera es el manual para la incorporacióin de la perspectiva de género de la MOEs, con el objetivo de desarrollar “una metodología de estandarización que incorpore la perspectiva de género en los esfuerzos de observación electoral”, dijo, por cuanto la “igualdad de género, los derechos políticos de las mujeres y ayudar a colocar estas inquietudes en la agenda política”.

La otra iniciativa mencionada por el Secretario General Adjunto de la OEA es el Sistema de  Gestión de Calidad en las Autoridades Electorales de América Latina, que desembocó en el proceso de certificación de procesos o estructuras electorales bajo el estándar ISO9001.

A modo de conclusión de su intervención, el diplomático surinamés expresó que para que las MOEs tengan éxito deben contar con cuatro factores clave: liderazgo, reflejado en el Jefe de la Misión; la colaboración de las autoridades electorales del país visitado; la disponibilidad y el uso apropiado de la tecnología; y tener el financiamiento y el apoyo adecuado.

Respecto a este último factor, señaló la necesidad de que los donantes extiendan su ayuda a las misiones electorales de largo plazo, de modo que puedan cumplir con éxito su trabajo.

El Primer Encuentro de Jefes de MOEs de la Organización, coordinado por el Departamento de Cooperación y Observación Electoral (DECO) de la OEA, será clausurado en la tarde de hoy por el Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza.

Fuente: Prensa OEA

 

Te interesaría

Señal en Vivo

Lo más leído