Zulianos reciben a “La Chinita” entre gaitas y oraciones

Crédito de imágenes: Luis Bravo/Panorama
img_9474.jpg_1813825294

La Virgen María del Rosario de Chiquinquirá, conocida cariñosamente como “La Chinita”, se reencuentra esta noche con el pueblo zuliano e inicia la víspera de su día, a celebrarse el próximo 18 de noviembre.

Cientos de fieles besan la imagen de la santa patrona para adorarla, un acto que es tradición cada año durante el último sábado de octubre.

Entre gaitas, aplausos y oraciones descendió la Virgen Morena, una tradición de la Iglesia Católica venezolana que marca el inicio de la temporada navideña.

La imagen de “La Chinita” se encontraba en un camerín, en el altar de la Basílica de Chiquinquirá y San Juan de Dios, de donde bajó en un tobogán mecánico, luego de la Santa Misa que este año fue oficiada por monseñor Ulises Antonio Gutiérrez, arzobispo de Ciudad Bolívar.

Tras su bajada irá en procesión por las calles de “El Saladillo” hasta llegar de nuevo a primera hora a su hogar sagrado, donde permanecerá hasta el retorno a su camerín el primer domingo de diciembre.

El padre Eleuterio Cuevas, párroco de la Basílica de Chiquinquirá, destacó que este año exaltan los valores de la cultura Wayuu en la bajada de la Virgen, por ello, vestirá este día un traje de manto y soles. “El rostro moreno de nuestra Virgen es el mismo de la mujer Wayuu, ella es la madre de todo los zulianos”, comentó.

Asimismo, dijo que 30 mil flores adornaran la Basílica y 700 servidores de María colaboran en esta actividad.

“Ponemos en manos de la Virgen los destinos de nuestra patria”

Durante la homilía, que inició pasadas las 5:00 de la tarde, el Arzobispo de Ciudad Bolívar invitó a los venezolanos a expresar su preferencia a través del voto libre y democrático el próximo domingo 6 de diciembre.

“Ponemos en manos de la Virgen los destinos de nuestra patria”.

Asimismo, dijo que “vivimos en un valle de lágrimas, por un pueblo que sufre porque ve que sus salarios no alcanzan, no consigue los alimentos; sufrimos una violencia desbordada que nos obliga a vivir como presos, con familias divididas porque sus hijos han tenido que emigrar buscando nuevos horizontes”.

En este sentido, le recordó a sus fieles que la Virgen no se desentiende de nuestros problemas. “Confiamos que María siga cuidando a sus hijos en esta tierra de gracia que se llama Venezuela”.

 

basilica2

basilica

Fuente: Globovisión/MAAG


Este contenido tiene todo los derechos reservados por Globovisión

 

Te interesaría

Señal en Vivo

Lo más leído