La prostitución infantil es casi inexistente en Cuba, según ministra

Crédito de imágenes: Corbisimages
prostitucion-cuba

La prostitución es un fenómeno que no tiene trascendencia en la población infantil de Cuba gracias a un exitoso programa preventivo, según afirmó este lunes la ministra cubana de Justicia, María Esther Reus González, en una entrevista con Efe.

El Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas examinará a Cuba, y Reus se ha trasladado a Ginebra para ejercer de jefa de delegación durante dicha evaluación.

La Habana presentará dos informes sobre el cumplimiento que la isla hace del Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía, y del Protocolo relativo a la participación de niños en los conflictos armados.

Ambos protocolos entraron en vigor en 2002 y están ratificados por Cuba.

Consultada sobre la lacra de la prostitución infantil, la ministra afirmó tajante: “Esa es una conducta que no aceptamos“.

“La prostitución es un fenómeno mundial, pero en Cuba este fenómeno no tiene mayor trascendencia y muchísimo menos en niñas y adolescentes“.

Para justificar sus palabras, Reus se apoyó en los datos y en el hecho de que, según ella, el fenómeno no se incluya ni en las estadísticas, dado que “de 2,2 millones de menores que hay, la prostitución infantil afecta a 0,08 por ciento de esa población”.

“Hoy tenemos un sistema preventivo en la escuela, en la comunidad, y la ventaja es que nos permite identificar desde muy temprano indicios de aquellas niñas o adolescentes que podrían estar en riesgo, teniendo en cuenta las condiciones en su familia que las coloca en una vulnerabilidad”.

Reus recordó que la prostitución “no es un delito”, por lo que en caso de que haya menores que se hayan prostituido no reciben sanciones sino “atención especializada sobre todo encaminada a la reinserción”.

La ministra puso como ejemplo de que el sistema “funciona” y de que el país cumple con lo establecido en la Convención las condenas a 128 docentes que en los últimos tres años cometieron algún tipo de abuso sexual.

Visita del papa a Cuba

Por otra parte, Reus definió como un “éxito” la reciente visita a Cuba del papa Francisco, dado que a su entender fue un ejercicio participativo ciudadano de gran magnitud “y mostró la actitud de Cuba con los católicos”.

Consultada sobre las denunciadas detenciones de disidentes que iban a reunirse con el pontífice, la ministra indicó que no tenía constancia de esas denuncias, y reiteró que la visita se llevó a cabo con toda normalidad y que el papa cumplió su agenda.

“Para nosotros era vital la organización y la seguridad del papa. Y fuera un disidente o no, habían normas de seguridad que cumplir y por tanto cualquiera que las infringiera iba a recibir por supuesto las correcciones necesarias.

Fuente: EFE

Te interesaría

Señal en Vivo

Lo más leído