La política y las letras se unen para despedir con honores a Galeano

Crédito de imágenes: EFE
galeano

La política y las letras se unieron este lunes para rendir tributo al escritor y periodista uruguayo Eduardo Galeano, fallecido a los 74 años y autor de uno de los libros más vendidos y conocidos de la literatura latinoamericana.

Las venas abiertas de América Latina“, un ensayo de 1971, es la obra cumbre de Galeano, quien  fue despedido con honores por los presidentes de Bolivia, Ecuador, Brasil y El Salvador y los Gobiernos de otros países de la región, así como por escritores como Elena Poniatowska, Nélida Piñón, Leonardo Padura y William Ospina.

“¡Las venas de AL (América Latina) están abiertas por tu partida, querido Eduardo!”, escribió el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, en un mensaje de Twitter en el que le califica de “gran maestro” y “amigo”.

La muerte de Eduardo Galeano es una “gran pérdida” para los que luchan por “una América Latina más inclusiva, justa y solidaria”, subrayó a su vez la presidenta brasileña, Dilma Rousseff.

“Que su obra y su ejemplo de lucha permanezcan como inspiración para que podamos construir a cada día un futuro mejor para América Latina”, dijo, en la misma línea que Rousseff, el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva en un comunicado.

Con la muerte del “hermano” Eduardo Galeano “el mundo pierde a un maestro de la descolonización y la liberación de nuestros pueblos”, afirmó el presidente boliviano, Evo Morales.

El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, manifestó “mucho dolor” por el fallecimiento de quien “consagró su vida a esclarecer las raíces” de la historia de América Latina.

La Casa Rosada, sede de la Presidencia de Argentina, le rindió tributo como “pensador clave de la Patria Grande” y la ministra de Cultura de ese país, Teresa Parodi, dijo que “fue, por sobre todas las cosas, una inspiración para miles de jóvenes que se animaron a la aventura del pensamiento”.

En Uruguay, el Gobierno se refirió a Galeano como un “gran compatriota” y el expresidente José Mujica lo definió como un hombre “intelectualmente brillante” que se hizo a sí mismo y que va a reverdecer “en el canto protestador de las nuevas generaciones cada vez que reclamen ante la injusticia y el dolor”.

El ministro de Cultura dominicano, José Antonio Rodríguez, señaló en un comunicado que América Latina ha perdido a un “emblemático representante de la literatura” y a “un latinoamericanista confeso”.

Desde el terreno de la literatura también hubo mensajes de pesar por la desaparición del autor de “El libro de los espejos” y “Memoria del fuego”, entre otras muchas obras.

Para la escritora mexicana Elena Poniatowska, el mayor mérito de Galeano es haber puesto en nuestras manos “una historia de América comprensible y estremecedora”.

La novelista brasileña Nélida Piñón dijo a Efe que Galeano es un “grande” y una “figura emblemática en América Latina”, y subrayó que su literatura desprende una “gran seducción verbal”.

El novelista cubano Leonardo Padura destacó la “visión latinoamericanista y a la vez universal” de Galeano, así como su “búsqueda de una posible utopía para construir una sociedad mejor”.

Padura consideró una “amarga coincidencia” el hecho de que en el mismo día hayan muerto Eduardo Galeano y otro grande de las letras, el alemán Günter Grass, dos escritores unidos por una misma “posición intelectual y civil”.

Galeano, según el escritor colombiano William Ospina, “permanece en sus libros como una de las miradas que han definido la concepción que hoy tenemos en América Latina sobre nosotros mismos y la mirada que el mundo tiene sobre el continente”.

Desde Madrid, la poeta uruguaya Cristina Peri Rossi, amiga y compañera de exilio de Eduardo Galeano, dijo que “hasta el final sus expectativas de justicia y libertad. Era del club de los insobornables”.

El antropólogo y crítico de arte paraguayo Ticio Escobar, también amigo de Galeano, destacó su humor negro, ácido pero no mordaz.

“Hará dos meses me envió un mensaje diciéndome: no te preocupes, estoy luchando ferozmente contra el cáncer aunque ello me cueste la vida”, dijo a Efe Escobar, exsecretario de Cultura de Paraguay durante el Gobierno de Fernando Lugo (2008-2012).

También dijo que el impacto de “Las venas abiertas de América Latina” acabó molestando a Galeano, “sobre todo después de que (Hugo) Chávez se lo regalara a (Barack) Obama. “Se convirtió en un asunto mediático que le irritaba mucho”.

La Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), afirmó que con el fallecimiento de Galeano se fue “uno de los imprescindibles”, cuya obra se hizo “carne” en muchos gobernantes y pueblos que quieren ser artífices de sus propios destinos.

La Secretaría General de la Comunidad Andina (CAN) expresó sus condolencias por el fallecimiento del escritor y periodista uruguayo, quien retrató en sus obra “la desigualdad en América Latina y la voz de los más desfavorecidos.”

Residente, el cantante de la banda puertorriqueña Calle 13, agradeció hoy a Eduardo Galeano que fue “el único” que fue capaz de atraparle siendo “un niño con déficit de atención”.

“No sólo uno de los escritores más grandes de Latinoamérica, sino también el único que fue capaz de capturar la atención de un niño índigo, que ahora de adulto carga con un déficit de atención y que vive en una nube de un país que no existe”, dijo “Residente” en un mensaje publicado en Facebook.

Galeano hizo la introducción del último disco de Calle 13, “Multi_Viral”, con unas palabras sobre cómo la vida se reduce al lapso entre los abrazos que reclaman el bebé al nacer y el anciano al morir.

Fuente: EFE

Te interesaría

Señal en Vivo

Lo más leído