La meditación gota a gota

yoga

Por El Maestro Orlando Jai Gurudev / @Yogasadhanas

Se tiene la falsa idea de que hace falta retirarse a una montaña solitaria, que hay que practicar durante horas y horas, y que la meditación es exclusiva para algunas personas. Esta es una visión equivocada, un error generalizado, sobre lo que las personas piensan cuando se habla de meditación.

La buena noticia es que ¡NADA DE ESTO ES CIERTO! Se puede meditar al caminar, mientras se toma una ducha o durante un viaje. También se puede meditar en casa, al aire libre o en la oficina… Sea donde y como sea, siempre se tiene la oportunidad de convertirlo en el hábito que cambiará su vida para siempre.

Practicar la meditación produce resultados grandiosos a quiénes buscan mejorar su salud, vitalidad, aumentar la conciencia intelectual, mejorar la memoria o alejar el estrés… Meditar trae más de 100 beneficios reconocidos, y entre ellos ayuda a que el día a día sea muchísimo más productivo, alegre y placentero.

Cada vez más el campo de la ciencia y la medicina recomiendan la meditación; y es que es la técnica de relajación ideal para amortiguar la mente y el cuerpo de los ataques constantes del estrés y del día a día. Adicionalmente, es una manera agradable y eficaz para transformar su vida.

A continuación los pasos necesarios para aprender a meditar. Si se toman en cuenta, se ponen en práctica y se es constante, los cambios se podrán ver muy pronto.

Algunos de los beneficios son instantáneos, otros aparecen a los pocos días y otros a largo plazo… Pero sin duda, desde el momento cuando se empieza a meditar, las personas notan una gran diferencia en su vida.

Las observaciones siguientes, son puntos prácticos que se refieren a la práctica de la meditación. Están dirigidos a los principiantes, sin embargo, hasta el meditador más experimentado encontrará útil revisarlos.

1) Vestir ropa cómoda y que no te apriete, de modo que permita a la persona estar unos minutos en una misma posición sin que se sienta incómodo.

2) Buscar un lugar tranquilo donde se pueda permanecer sin ser interrumpido.
Puede ser una habitación de la casa, algún espacio en la naturaleza… Cualquier lugar sirve si se está cómodo y tranquilo.

3) Sentarse en una posición cómoda, cerrar los ojos y respirar profundo y lento.

No es necesario cruzar las piernas o colocarse en una postura especial. Solamente debe mantenerse la espalda recta y relajar cada músculo del cuerpo.

Se puede ir desde la punta de los pies hasta la cabeza, pasando detenidamente por cada músculo, reconociéndolo y relajando mientras se enfoca la atención en la respiración.

4) Observar la respiración. Conectarse con la inhalación y la exhalación. Sentir la respiración, observar cuando comienza la inhalación y cuando termina la exhalación. Escuchar el sonido de la respiración. Hacerse uno con ella. Cuando se crucen pensamientos en la mente no negarlos, dejar que se vayan tal y como han venido, mientras se trata de seguir pensando en la respiración y en cómo el aire fluye por las fosas nasales.

5) Llevar la concentración al entrecejo. Dirigir la atención al punto ubicado entre las dos cejas, al Ajna Chakra (centro de energía). Llevar la respiración a ese punto, como si el aire entrara y saliera desde él. Relajarse profundamente en la respiración y focalizarse sin lucha, sin esfuerzo, con paciencia, pero con firmeza y determinación.

6) Observar los pensamientos. Al principio la mente saltará de un lado a otro, pero eventualmente se asentará en la concentración. Observarla objetivamente, como si se tratara de la pantalla donde se proyecta una película. Observar la mente con la sensación de que: no se es la mente, solo un espectador de ella.

7) Pensamiento puro. La concentración sostenida conduce a la meditación. Esto ocurre luego de varios meses y en algunos casos, luego de muchos años de práctica.

8) Ser constante. Es importante mantener consistencia en la práctica en el mismo momento del día. La mente subconsciente necesita regularidad para desarrollar el hábito de sentarse y enfocarse fácilmente. Comenzar con 15 a 20 minutos de práctica diaria y aún durante los viajes, meditar diariamente. Al establecer la práctica, se sentirá la necesidad de meditar cada mañana, se experimentará que la meditación es una limpieza mental, necesaria para el bienestar psíquico.

Luego de seguir esta práctica día a día; ya dominándola, se podrá entrar más profundamente en otras técnicas de meditación.

Te interesaría

Lo más leído

Indicadores

SimadiBs.199,84
SicadBs.13,50
CencoexBs.6,30
EuroBs.7,46
Bono Soberano$93.292016
Bono Pdvsa$77.142016
Texas$40,89
Brent$44,18
Venezuela$34,46
Opep$38,45

Globovisión Radio