Juegos eróticos para aumentar el deseo sexual

Crédito de imágenes: Corbis//
juegos-eroticos

Con el objetivo de aumentar el deseo sexual de tu pareja puedes probar una serie de juegos eróticos que, cuanto menos, los harán huir de la rutina.

Masajes

Un masaje relajante puede ser al mismo tiempo un potente arma para aumentar el deseo sexual de tu pareja. Túmbale en la cama, desnúdale y coge uno de los muchos aceites que encontraras en el mercado.

Tocando en zonas muy sensibles como el cuello o la espalda producirás una sensación estimulante que hará crecer el apetito sexual. Poco a poco déjate llevar y ves acariciando y masajeando partes más íntimas y que os harán enloquecer. Otra opción similar es preparar un espumoso baño con sales minerales.

Lencería

La ropa interior masculina suele ser ‘sota, caballo y rey’, pero para las mujeres existe un amplio abanico de productos y complementos que aumentan ostensiblemente el apetito sexual. Baby-dolls, panties con perlitas y antifaces.

Además, aprovechando la nueva lencería como excusa, puedes deleitar a tu pareja con un sensual baile erótico para que esas prendas vayan desapareciendo a medida que la temperatura vaya aumentando.

Cosquillas eróticas

Reírse es fundamental para que una relación sentimental funcione. De hecho muchas conquistas han sido posibles agudizando el sentido del humor y no hay que perder la ocasión de llevar esta cualidad a la cama. Por eso, hace unos años se inventó el ‘tickling’, una disciplina que utiliza las cosquillas para alcanzar un placer extremo.

Esta técnica no tiene una zona del cuerpo definida. Por eso, es imprescindible conocer a tu pareja y saber que zonas suelen ser su punto más débil. Como norma, el cuello o la espalda casi siempre funcionan.

Juguetes

Cada vez es más común que las parejas comiencen a utilizar distintos juguetes eróticos en sus relaciones y, sin duda, es una buena fórmula para huir de la rutina y aumentar el deseo en los juegos preliminares. Para los más atrevidos, puedes incorporar algunos juguetes en pleno acto sexual.

Si es la primera vez que utilizas este tipo de ‘extras’ déjate aconsejar por un especialista e intenta pensar en lo que puede gustarle o no a tu pareja. El objetivo es que a ambos les provoque mayor deseo y que sea una simple vía más para alcanzar el orgasmo.

Twister “picante”

Sí, ese juego en el que flexibilidad y estabilidad eran las mejores bazas para imponerte a todos los rivales. El mecanismo de la versión ‘hot’ del Twister es muy sencillo. Comienzas a jugar con ropa, tampoco demasiada, y giras la ruleta como en el juego convencional. Eso sí, aquí el que se cae no queda eliminado, sino que tiene que quitarse una prenda. Así hasta que la temperatura no deje de subir.

Fresas y chocolate

Prepara unas cuantas fresas y chocolate fundido y llévatelo a la habitación. Hoy el postre se come en la cama. Mezclar las relaciones sexuales y la cocina siempre es sinónimo de éxito y aunque difundan que el chocolate es sustitutivo del sexo, es mucho más efectivo como complemento.

A ciegas

Es uno de los juegos o tácticas más recurrentes, pero no por eso deja de ser efectivo. La incertidumbre que se crea al no saber lo que está haciendo tu pareja, si está desnuda o vestida o por dónde va a comenzar a acariciarte hace que la temperatura se eleve inmediatamente.

Las ganas de quitarse el antifaz o el pañuelo que evita ver a tu pareja se multiplicarán a medida que se sucedan las caricias y los besos.

Strip poker

Con total seguridad has tenido que oír hablar alguna vez del ‘strip poker’, aunque quizás no hayas jugado nunca, bien porque no has tenido con quien o porque ni siquiera sabes cómo se juega al póker convencional. La principal misión no es ‘atracar’ ningún casino, sino más bien utilizarlo como excusa para desnudaros con cierto picante.

Como en las típicas timbas, el póker está ideado para jugar con al menos tres oponentes más. Sin embargo, en la intimidad de la pareja estarás más tranquilos y se dejarán llevar con total libertad. De hecho, a medida que el deseo aumente estarás deseando perder la siguiente mano.

Juego de roles

Otra de las tácticas más recurrentes para romper con la rutina que convierte en monotonía las relaciones sexuales con tu pareja es entrar en un juego de papeles. Aquí existe una diversidad impensable de temas y tan solo debes elegir el que más les guste y dejar volar la imaginación.

La idea no es caer en roles tan ‘cañís’ como el Guardia Civil o Caperucita y ‘el lobo’, sino buscar temas más sugerentes y divertidos. La premisa principal es disfrutar, divertirte y probar nuevas experiencias.

Te interesaría

Lo más leído

Indicadores

SimadiBs.199,84
SicadBs.13,50
CencoexBs.6,30
EuroBs.7,46
Bono Soberano$93.292016
Bono Pdvsa$77.142016
Texas$40,89
Brent$44,18
Venezuela$34,46
Opep$38,45

Globovisión Radio