Elección de rectores desde el TSJ restaría confianza en el CNE

Crédito de imágenes: AVN
cne

Ha pasado un año y cinco meses desde que los rectores Tibisay Lucena, Vicente Díaz y Sandra Oblitas ocupan cargos vencidos en el Consejo Nacional Electoral (CNE). Su gestión, avalada desde entonces por el Tribunal Supremo de Justicia, se ha extendido por casi ocho años y medio en los que se celebraron unos 17 eventos electorales, entre elecciones y referendos.

La alternancia de los rectores en el cargo, finalmente debatida en la última sesión de la Asamblea Nacional (AN), es necesaria para la construcción de una institucionalidad firme en el poder electoral. Así lo declaró la directora del Programa de las Américas del Centro Carter, Jennifer McCoy, en el marco del seminario “Democracia y procesos electorales: Propuestas para el debate”.

Sobre la forma en la que se lleve a cabo la selección de los nuevos rectores, McCoy insistió en que lo más favorable para el nuevo CNE sería que sus miembros fueran escogidos en el seno de la AN, en lugar de ser designados por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), como se contempla en la Ley de Procesos Electorales en caso de que los asambleístas no logren un acuerdo.

McCoy detalló que la importancia de que sean electos por mayoría en el hemiciclo reside en lograr que los diferentes sectores tengan participación en el proceso de nombramiento, lo que crearía más confianza en los rectores por parte de los partidos y del ciudadano común. La selección “a dedo” en Tribunales, señaló, arriesgaría este factor.

Pluralidad para la confianza

Sobre la percepción que actualmente tienen los venezolanos, Maryclen Stelling, rectora suplente del CNE, lamentó: “el proceso electoral en Venezuela ha sido elogiado en su parte técnica, pero políticamente y en términos de confianza es otra cosa. Desde la última contienda presidencial, el árbitro electoral no consta de la confianza de tiempos anteriores”.

En efecto, el coordinador del Proyecto Integridad Electoral de la Universidad Católica Andrés Bello, Benigno Alarcón, presentó los resultados de un estudio cualitativo realizado por la institución, según el cual: “existe alta desconfianza en el sistema electoral y ambos grupos piden a los rectores imparcialidad, neutralidad y alejamiento de eventos políticos”.

El politólogo uruguayo, Juan Rial, relató que uno de los elementos que han permitido que el órgano electoral de su país natal sea percibido como un árbitro confiable ante todos los actores políticos es la participación de miembros de distintos partidos en la rectoría.

A su juicio, esta pluralidad en la tendencia de quienes ejerzan los cargos de representación, aunada a su restricción en la participación en actividades propagandísticas, debe ser procurada en Venezuela si desea aumentar la confianza y la equidad.

Venezolanos creen en el voto

El estudio de la UCAB también arrojó que, a pesar de la desconfianza en el árbitro, los venezolanos creen en el voto como medio para tomar decisiones y resolver conflictos. Por este motivo, la directora del Programa de las Américas alentó a la Asamblea Nacional a buscar un acuerdo pronto para atender a las necesidades del pueblo. Además, señaló que este es el momento idóneo para saldar la deuda de la actualización de la autoridades del CNE, recordando que el próximo año se tienen previstas las Elecciones Parlamentarias.

 


Este contenido tiene todos los derechos reservados por Globovisión.

Te interesaría

Señal en Vivo

Lo más leído