Crisis nerviosa: ¿Cómo afrontarla?

Crédito de imágenes: Corbis
crisis-de-nervios

Por Viqui Durán / @viquiduran

Vivimos en un mundo ajetreado y a un ritmo vertiginoso, dónde las crecientes presiones de la vida están desafiando nuestro bienestar. Como resultado, estamos cada vez más abrumados, extenuados y angustiados.

Constantemente nos animan a presionarnos mental físicamente, cada día, solo para cumplir con las necesidades de nuestro trabajo y nuestras vidas personales. Nunca hay suficientes horas en el día para completar todo lo que necesitamos llevar a cabo, y nunca nos tomamos el tiempo para simplemente sentarnos y relajarnos.

A medida que las presiones de la vida aumentan y pasan desapercibidas, los sentimientos de preocupación y ansiedad toman el control, y el estrés surge amenazadoramente. Y si usted no aprende a lidiar con ello, puede eventualmente perder el control de sus emociones y de su salud.

Tener un momento de nervios aunque se reitere con frecuencia no significa que la persona esté loca, sino que tiene poca capacidad para aceptar el fracaso y las sensaciones negativas.

Qué motivos hacen que surja la crisis:

  • Reacción exagerada ante los inconvenientes
  • Acumulación de problemas que no se drenaron o canalizaron en su debido momento
  • El cuerpo se habitúa a estar en estado de tensión y a reaccionar violentamente ante las dificultades e imprevistos
  • El escaso manejo de la ansiedad hace que las situaciones violentas y nerviosas se agraven

Recomendaciones para poder controlar una crisis nerviosa:

  • Cuando la tensión aparece lo mejor es descargarla haciendo ejercicio físico. No importa qué actividad se elija.
  • Salir a correr, montar en bicicleta o ir a nadar son situaciones que descentralizan el problema. Hay que alejarse, tomar distancia y poder buscar una salida que no sea entrar en crisis.
  • Evitar las situaciones que hacen llegar a la agresividad y la falta de contención es una buena alternativa para no tener que padecerlas.
  • Hay que asumir tareas solamente que estén a nuestro alcance. No exigirse demasiado.
  • Relajar los músculos. Notar los músculos que están tensos y relajarlos. Reiterar este procedimiento durante quince minutos. Mantener una correcta y pausada respiración.
  • La ansiedad muchas veces se genera y basa en un pensamiento no real. Hay que determinar qué hay de cierto y qué no en ese pensamiento, y cambiarlo por pensamientos positivos y reales.
  • Darse cuenta cuáles son las situaciones que desencajan para poder trabajar sobre ellas. Afrontarlas es la única manera de hacer que desaparezcan.
  • Sin ansiedad, las crisis nerviosas irán disminuyendo notablemente, si finalmente, no lo puedes hacer solo, busca ayuda de un psicólogo.

Te interesaría

Lo más leído

Indicadores

SimadiBs.199,84
SicadBs.13,50
CencoexBs.6,30
EuroBs.7,46
Bono Soberano$93.292016
Bono Pdvsa$77.142016
Texas$40,89
Brent$44,18
Venezuela$34,46
Opep$38,45

Globovisión Radio