Comisión oficial acusa a oposición de intentar un golpe en Ecuador en 2010

correa1206

Una comisión creada por el gobierno de Ecuador concluyó que sectores de oposición intentaron un golpe de Estado y un magnicidio contra el presidente Rafael Correa, que se expresaron en la rebelión policial de setiembre de 2010, que dejó diez muertos.

“Existió un intento de golpe de Estado blando que formaba parte de un proceso de desestabilización de los gobiernos progresistas de América Latina”, dijo el jueves a la AFP el presidente de la comisión, Carlos Baca, tras la redacción de un informe que será presentado ante la Fiscalía el próximo lunes para iniciar un proceso.

Agregó que durante la revuelta se produjo el intento de golpe de Estado blando, al que definió como distinto de un “cuartelazo”, como parte de una estrategia “que se dio en varias fases con la intención de generar la interrupción de la democracia y acabar con el gobierno” de Correa.

El 30 de setiembre de 2010, un grupo de policías se rebeló contra el Ejecutivo, a raíz de una ley que reformó el régimen salarial de los uniformados. La protesta, en la que también participaron militares, dejó diez muertos y 300 heridos.

El mandatario fue agredido por uniformados cuando intentó sofocar la protesta en una instalación policial de Quito, tras lo cual se refugió en un hospital vecino que fue cercado por los manifestantes, entre los que había francotiradores.

Correa, reelegido en 2013 por cuatro años más, fue rescatado por un comando militar en medio de una intensa balacera.

El comisionado Baca sostuvo que “esa estrategia (de desestabilización) ya se aplicó en Venezuela y Bolivia, y que debemos estar atentos para que no se repita en Ecuador, como otra vez está sucediendo en Venezuela”.

El organismo también señala en su informe a unas 500 personas que habrían intervenido en esos hechos. Entre esos presuntos involucrados hay dirigentes de oposición del Partido Sociedad Patriótica (PSP) y del movimiento Pachakutik (brazo político de los indígenas).

En setiembre de 2013, la comisión mencionó al exmandatario Lucio Gutiérrez (2003-2005), líder del PSP. En esa ocasión, el político manifestó a la AFP que “no tengo absolutamente nada que ver, yo me encontraba en Brasil en el momento de la revuelta” y que “el 30 de setiembre es una verdadera farsa, ahí no hubo ningún (intento de) golpe, es un invento del gobierno”.

Correa, en el poder desde enero de 2007 y que goza de una alta popularidad, acusa a Gutierrez de alentar la sublevación. Gutierrez fue derrocado antes de concluir su período en medio de un levantamiento popular.

“Alzamiento en armas” de policías

Baca añadió que el gobernante también permaneció “secuestrado” en el sanatorio y corrió el riesgo de un magnicidio, y que en el “alzamiento en armas” participaron policías de 15 de las 24 provincias, así como algunos militares que tomaron momentáneamente la pista del aeropuerto de Quito.

“Antes y a lo largo del 30 de setiembre de 2010, se puso en evidencia una oposición antidemocrática, la que se desnudó como conspirativa, desestabilizadora y golpista”, expresó el también comisionado Óscar Bonilla el martes a la prensa.

Afirmó que “poderes fácticos locales vinculados con los poderes fácticos internacionales” figuran entre los responsables de la intentona golpista, por la que la justicia ha condenado a medio centenar de personas.

El presidente Correa califica la sublevación de intento de golpe de Estado, versión que fue respaldada por la Organización de Estados Americanos (OEA) y la ONU días despuésa de la insubordinación.

El Ejecutivo ha ofrecido recompensas de hasta 50.000 dólares por información para capturar a agentes implicados como francotiradores que dispararon contra el vehículo presidencial.

 

Foto/Imagen archivo

Te interesaría

Lo más leído

Indicadores

SimadiBs.199,84
SicadBs.13,50
CencoexBs.6,30
EuroBs.7,46
Bono Soberano$93.292016
Bono Pdvsa$77.142016
Texas$40,89
Brent$44,18
Venezuela$34,46
Opep$38,45

Globovisión Radio