Brasil reconoce el talento de James Rodríguez

james-y-david-luis

Globovisión/EFE.- Al finalizar el encuentro donde Basil acabó con el mundial de ensueño para Colombia, David Luiz y Daniel Alves, jugadores de la Canarinha, consolaron a la revelación de este Mundial, James Rodríguez.

El número 10 de la selección colombiana, nacido en Cúcuta, sumó su sexto gol este viernes. De penalti. Se va de Mundial siendo goleador, mirando por el retrovisor a Neymar, Lionel Messi y Thomas Müller, que le persiguen igualados con cuatro.

El heredero de Carlos Valderrama, según lo admitió recientemente el mítico ‘Pibe’ asumió la responsabilidad a pesar de que su duelo frente a Julio César suponía meter de nuevo o sacar del todo a su equipo del partido.

Gol y Colombia regresó al partido, metido en una reacción suicida y sin premio. James, el hombre del Mundial, se reafirmó en el Castalao. Fue el mejor de su equipo en el histórico choque de cuartos de final.

James Rodríguez mostró su carácter ganador al final del partido. Se había vaciado el jugador colombiano y tiró a llorar en cuanto el árbitro señaló el final del encuentro.

No tuvo consuelo el futbolista del Mónaco, revalorizado por mil en Brasil, al que le faltó tiempo para culminar la reacción de su equipo y obtener el respaldo definitivo.

Ni el abrazo, ni las palabras de los brasileños cambiaron el semblante del astro colombiano.

Unas palabras más del zaguero central y James, impotente, dejaba aflorar sus lágrimas.

El encuentro en la cancha del estadio Castelao terminó con un intercambio de camisetas. En las canchas de Francia quizá tenga nuevos encuentros futbolísticos.

Fuente imagen: EFE

Te interesaría